Hacer ejercicio

Con el paso del tiempo todos acabamos teniendo cierta tendencia a ganar algunos kilitos de más.

Esto no es nada sano y se puede evitar, en mayor o menor medida, si se siguen una serie de recomendaciones. Si es tu caso, toma nota de ellas y notarás la diferencia.

Además hay que tener muy presente que lo que verdaderamente suele provocar el aumento de peso no son tanto los años en sí, sino los cambios que se producen en los diferentes hábitos de vida.

1. Para evitar ganar peso, haz algún ejercicio

Es fundamental que mantengas el cuerpo en movimiento. No debes olvidar que tu metabolismo se vuelve lento con los años, así que es más fácil ir acumulando kilos.

Para evitar esto es importante mantenerlo activo y para ello el mejor método es realizando alguna actividad física, moderada pero constante.

Con este hábito de vida sano y sencillo de poner en práctica conseguirás estar más fuerte y tener músculos y articulaciones más jóvenes, deteniendo así el efecto del paso del tiempo.

No creas que para ello se necesita demasiado tiempo: bastará con sesiones de 10 minutos, realizadas tres veces al día y listo.

Simplemente con hacer pequeños esfuerzos ya podrás conseguir grandes resultados. Haz la prueba y lo notarás.

    ¿Quieres conocer más? Lee: Formas de mejorar el metabolismo

2. Mantén tu mente activa

Al igual que el cuerpo, también debemos mantener activa la mente.

No olvides poner en práctica actividades como la lectura diaria y juegos como:

    Crucigramas
    Ajedrez
    Sudokus

Serán un estímulo para diferentes áreas del cerebro y agilizarán la memoria y la concentración.

Todo ello te ayudará a prevenir el estrés y la depresión, manteniendo una buena calidad de vida y hará que evites también darte atracones de comida fruto del estrés.
3. Cuidado con las dietas bajas en calorías

Muchas dietas bajas en calorías pueden llegar a disminuir el ritmo del metabolismo de manera permanente. El organismo tratará de conservar energía consumiendo aún menos calorías.

Si esas dietas estrictas se repiten con frecuencia, esto puede resultar en una baja permanente del ritmo metabólico.

Además en el caso de que sigas una dieta de menos de 1200 calorías tu metabolismo puede acabar con una pérdida de tejidos no grasos, como el tejido muscular.

Ten mucho cuidado con ello.
4. Consume alimentos con flavonoides

Los alimentos ricos en flavonoides pueden ser tus mejores aliados de cara a realizar una dieta equilibrada y sana.

Y es que con un incremento en el consumo de flavonoides lograrás mantener el peso e, incluso, un ligero descenso del mismo.

La mayor asociación con la pérdida de peso se ha encontrado en los siguientes alimentos:

    Frutas del bosque (arándanos, fresas, cerezas)
    Uvas
    Té
    Manzanas
    Cebollas
    Puerros
    Brócoli.

Bastará con añadir una pieza de las frutas señaladas a tu dieta diaria para provocar un impacto importante en la salud.


5. Controla tu salud

 

El paso del tiempo y el envejecimiento traen consigo condiciones como la hipertensión y la osteosporosis, que pueden limitarte a la hora de realizar una actividad física.

Un adecuado control de la salud te permitirá disfrutar el día a día con más energía.

Así crearás un círculo positivo: control de la salud y la posibilidad de ejercitarte, lo que a su vez es un beneficio para sentirte sano, algo que te ayudará también a seguir una correcta alimentación.
6. Conciénciate de ello desde el primer momento

Debes tener cuidado con los posibles aumentos de peso desde el primer momento.

No esperes a ver los kilos acumularse para tratar de bajarlos porque entonces te costará mucho más y anímicamente será una tarea que puede superarte.

Trata de un incluir cuanto antes hábitos saludables en tu día a día, para evitar así que los años te pesen y acabar con problemas de sobrepeso.

    Visita este artículo: Cómo eliminar toxinas y combatir el sobrepeso

7. Regula los horarios

Respetar horarios

Un organismo con horarios es un organismo saludable.

Y es que con una costumbre tan sencilla como esta potenciarás las propiedades adelgazantes y de mejora del metabolismo.

Así lo avalan diversos estudios que han encontrado que “los individuos alimentados dentro de un margen de ocho a doce horas tenían más beneficios saludables en su organismo que aquellos a los que se les permitió comer la misma cantidad de calorías en cualquier momento”. (Mejor con Salud)

Gobernación de Mérida