Agua de piña

 

En las vías urinarias habitan millones de bacterias que, cuando logran proliferarse, generan dolorosas infecciones que afectan la calidad de vida.

Su aparición puede ocurrir por un debilitamiento del sistema inmunitario, aunque también por malos hábitos de higiene, relaciones sexuales y problemas en el riñón.

Aunque los hombres también las padecen en gran medida, son las mujeres las más susceptibles a desarrollarlas debido a que su uretra es más corta y facilita el paso de los gérmenes.

Si bien la sensación de ardor y dolor es su síntoma más común, también pueden presentarse:

    Episodios de fiebre
    Cambios en la orina
    Malestar general

La buena noticia es que no siempre es necesario recurrir a productos farmacológicos para hacerle frente a sus síntomas.

Hay algunos remedios naturales que pueden ayudar a acelerar su recuperación para evitar otras complicaciones.

En el siguiente espacio queremos revelar 5 interesantes opciones para que no dudes en prepararlas cuando te aqueje este problema.

1. Té de piña

Las propiedades diuréticas de la infusión de piña son un gran apoyo para estimular la limpieza de las vías urinarias ante la presencia de agentes infecciosos.

Su agente activo, la bromelina, tiene un efecto antibacteriano y antiinflamatorio que contribuye a controlar los síntomas de las infecciones.
Ingredientes

    2 rodajas de piña con cáscara
    2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

    Corta las rodajas de piña en varios trozos y, luego, incorpóralas en una olla con dos tazas de agua.
    Ponlo a hervir durante 8 o 10 minutos, a fuego bajo, y retíralo.
    Espera que repose a una temperatura apta para su consumo, pásala por un colador y tómala 2 veces al día.

2. Infusión de apio

La infusión de apio es una bebida con compuestos antioxidantes y antiinflamatorios que, al ser asimilados, controlan las molestias causadas por las infecciones urinarias.

Sus sustancias activas ejercen un interesante efecto diurético que, además de aliviar la inflamación, ayuda a depurar los riñones y la vejiga.
Ingredientes

    1 tallo de apio
    1 taza de agua (250 ml)

Preparación

    Pon a calentar una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale el tallo de apio previamente lavado y cortado.
    Espera que repose durante 10 minutos, cuélalo y tómalo.
    Repite su ingesta hasta 3 veces al día.

3. Té de cúrcuma

La cúrcuma contiene un poderoso pigmento llamado curcumina que, además de su color característico, le confiere efectos antiinflamatorios y antibióticos.

Estas cualidades la convierten en un buen complemento contra las infecciones en las vías urinarias y, a su vez, una aliada contra la inflamación.
Ingredientes

    1 cucharadita de cúrcuma en polvo (5 g)
    1 taza de agua (250 ml)
    Miel de abejas

Preparación

    Agrega una cucharadita de cúrcuma en polvo en una taza de agua hirviendo y déjala reposar de 5 a 10 minutos.
    Pasado este tiempo, endúlzala con miel y consúmela.
    Toma 2 tazas al día hasta aliviar la infección.

4. Ajo con miel

Tanto el ajo como la miel de abejas hacen parte del grupo de antibióticos naturales que pueden ayudar a frenar una gran variedad de infecciones.

Ambos ingredientes se pueden combinar en un solo tratamiento para frenar el crecimiento de las bacterias que generan enfermedades en los conductos urinarios.
Ingredientes

    1 diente de ajo
    2 cucharadas de miel de abejas (50 g)

Preparación

    Aplasta un diente de ajo en un mortero y mézclalo con dos cucharadas de miel.
    Tras obtener una pasta, tómala en ayunas.
    Si gustas, puedes agregarla en media taza de agua tibia para facilitar su consumo.
    Repite todos los días hasta controlar este problema.

Te recomendamos leer: Un remedio natural infalible: cúrcuma con miel de abejas
5. Jugo de cebolla

Tratamiento casero de cebolla y miel

Los compuestos de azufre que contiene el zumo natural de cebolla son poderosos agentes antibacterianos que pueden ayudar a limpiar los conductos urinarios para controlar las infecciones.

Su acción antiinflamatoria y diurética calma la sensación de dolor y ardor y, de paso, facilita la eliminación de los líquidos retenidos en los tejidos.
Ingredientes

    1 cebolla
    ¼ de taza de agua (62 ml)
    2 cucharadas de miel de abejas (50 g)

Preparación

    Incorpora todos los ingredientes en la licuadora y, procesa hasta obtener un jugo homogéneo.
    Divide esta porción para 3 tomas al día, distribuidas a lo largo de la jornada.
    Tómalo durante 3 o 4 días seguidos.

El consumo de cualquiera de estos remedios naturales puede ayudar a aliviar los síntomas de las infecciones urinarias leves.

No obstante, para evitar reacciones adversas se recomienda optar por uno y no mezclarlos. (Gizmodo)