pastillas

Las mujeres que siguen un tratamiento hormonal contra los efectos de la menopausia tienen un riesgo un poco mayor de padecer un cáncer de seno, confirmó un estudio de gran envergadura publicado el viernes.

Estudios anteriores ya habían determinado esta relación pero el artículo de la revista británica The Lancet innovó al cuantificar el riesgo para cada tipo de tratamiento y demostrando a la vez que si bien el riesgo disminuye al dejar de tratarse, este persiste durante al menos diez años.

Sus autores revisaron 58 estudios epidemiológicos sobre estos tratamientos, que implicaron a más de 100.000 mujeres.

Se trata sobre todo de estudios de observación, es decir, que ponen en evidencia un vínculo estadístico pero no demuestran una relación de causa-efecto entre el cáncer que desarrollan algunas mujeres y el tratamiento en cuestión.

Según sus conclusiones, todos los tratamientos hormonales de la menopausia (THM) están asociados a un riesgo mayor, con excepción de los geles con estrógenos de aplicación local. (Agencias)