yoga

 

Antes de nada es muy importante que tengamos en cuenta que el yoga es una actividad cardiaca, pero moderada que pone en marcha la circulación sanguínea y el corazón a la par. Pero la duda está en si es suficiente esta activación para conseguir una buena quema de calorías y una aceleración metabólica considerable.

Como decíamos antes, existen varias modalidades de yoga. Podemos llevar a cabo el yoga de manera tradicional, o en cambio realizar el conocido como hot yoga o bikram, que se realiza en salas que están a unos 42 grados centígrados. Esta segunda alternativa es la que la mayoría de las personas considera como adecuada para perder peso.

 

Pero antes de nada es necesario que sepamos cómo funciona el yoga y lo que desencadena en nuestro organismo para saber si es un aliado perfecto a la hora de conseguir perder peso con su práctica. Al final no debemos olvidar que es una actividad que pone a trabajar nuestros músculos y articulaciones. La única variación es la intensidad y eso la hace diferente.