mujerdurmiendo

Muchos elementos influyen en el sueño de una persona. Los momentos antes de irse a dormir condicionan la manera cómo será el sueño. Los hábitos y patrones tienen mucho que ver en este proceso.

El sueño no solo regula aspectos fisiológicos del cuerpo, también es importante para el desarrollo cognitivo. A través del sueño, se afianzan los aprendizajes y recuerdos. El cuerpo descansa y se recupera física y mentalmente.

A la hora de dormir, el cuerpo humano atraviesa una serie de procesos que regulan su estado. Su presión sanguínea disminuye y se reducen las funciones respiratorias y sensoriales. De esta manera, el cuerpo se relaja y descansa.

Los momentos antes de irse a dormir son importantes para que el cuerpo alcance el estado de relajación necesario. Éstos momentos están condicionados por los hábitos que el individuo tiene antes de ir a la cama.

Por ejemplo, una comida pesada antes de dormir mantiene activo al sistema digestivo. Lo mismo ocurre con el cerebro, si se le estimula en exceso antes del sueño. (MS)