barriga

Ponerse a dieta requeire paciencia y constancia, sobre todo las semanas en las que no pierdas peso, e incluso ganes algún kilo. Días frustrantes pero que, sin embargo, pueden llegar a buen puerto si lo que buscas es hacerlo bien y asesorado por profesionales en nutrición.

Eso sí, la sombra del efecto rebote está siempre, especialmente si recurres a las mal llamaas 'dietas milagro'. ¿Qué puede suceder? Desde pérdida de fuerza muscular, deshidratación y desequilibrio de electrólitos, pasando por sensación de fatiga crónica o, incluso, problemas cardiovasculares, son algunos de los efectos negativos que pueden producirse.
No existe el milagro para perder peso

"Para perder peso no existen milagros: la única forma saludable y duradera de hacerlo es de manera paulatina, bajo supervisión de un especialista médico o nutricionista, y combinándolo con ejercicio", afirma la doctora Marta López Tomás, E-Health Medical Manager de Cigna España.

Tras estas dietas se pueden producir carencias nutricionales severas que pueden perjudicar a la salud. "Seguir las mal llamadas dietas ‘milagro’ es una práctica que no solo es perjudicial para la salud, sino que también puede producir un efecto rebote: acabar con más kilos que con los que se empezó la dieta”.

En este sentido, “si queremos sentirnos a gusto con nuestro peso, el camino a seguir será mantener unos hábitos de vida saludables durante todo el año, cuidando de nuestra salud física y mental a largo plazo. Yo recomendaría huir de cualquier tipo de dieta que lleve asociada la palabra ‘exprés’, ‘milagro’ o ‘rápido’, y consultar siempre con un profesional de la salud. Preocuparnos por nuestro peso solo en determinados momentos puede entrañar un riesgo para la salud”, subraya la doctora López Tomás. (AS)