cestadeverduras01

Definitivamente estamos en la era de la salud y el bienestar, por lo que las tendencias en alimentación para el año nuevo traen consigo algunas mejoras de tendencias que tuvieron auge durante este año, con más información que les respalda y más opciones porque si hay algo que todos buscan es la variedad.

Unos de los alimentos que lleva más tiempo capitalizando adeptos es la avena, que a pesar de la polémica que existe por su contenido de Avenina (una prolamina que puede generar síntomas en pacientes celíacos) está ganando cada vez más seguidores por sus aportes de b-glucanos, una fibra soluble con insuperables propiedades en el control de los niveles de glucosa en la sangre, contribuir a la estabilización de los niveles de lípidos y promover la motilidad intestina.

Los sustitutos a la leche de origen animal siguen liderando las listas y la que se impondrá esta temporada será a base de avena. Mi recomendación es aprender a hacerla en casa, es mucho más económico y evitará aquellas alternativas comerciales que tienen azúcar.

Otra tendencia que se está haciendo viral a través de las redes sociales son los helados funcionales, una tendencia a convertir la mayor parte de los alimentos (en este caso los que se consideran saludables) o frutos exóticos en una paleta o en un helado cremoso. En Venezuela es más que una tendencia, una tradición, si recordamos la ya extienda heladería ubicada en Mérida que combinabas sabores tan extraños como la creatividad de sus creadores lo permitía.

Lo interesante de esta tendencia y donde quienes trabajamos al servicio de la alimentación saludable hacemos énfasis es en el contenido de azúcar del producto final. La expectativa del consumidor es un producto de indulgencia, que no sólo conquiste el paladar sino también la emoción, razón por la cual desde mi óptica, hay que estar atentos a esa delgada línea donde un producto deja de ser saludable. Aquí la premisa será, entrenar el paladar para disfrutar del “sabor real” por muy exótico que parezca.

Todo a base de vegetales será la premisa del 2019, dando continuidad a una tendencia que viene creciendo desde hace ya varios años. Poco a poco un número cada vez mayor de personas intenta incluir más frutas y vegetales a su plan diario de comidas. Aquí mi recomendación es “hágalo simple” en lugar de buscar combinaciones extrañas para un batido, regálese la opción de re-aprender a disfrutar de los sabores simples que nos brindan las especies vegetales.

Otra tendencia que marcará pauta en el 2019 es la incorporación de fuentes omega 3. Las grasas poliinsaturadas están abriéndose paso en el mercado y la necesidad de incrementar el consumo de ácidos grasos esenciales está impulsando al consumo de alimentos ricos como los pescados y las semillas.

Finalmente, la tendencia que definitivamente marcará un hito en el 2019 es la incorporación de sustitutos de la carne. A Patrick Brown, profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, se le ocurrió esta idea durante un año sabático atendiendo la creciente evidencia y asociación de las carnes procesadas con cierto tipo de cáncer. Así que se embarcó en la misión de crear una carne de hamburguesa que tuviera el mismo valor nutricional, sabor y textura, pero sin que en el proceso estuviera involucrado ningún animal así que en los próximos meses las “carnes sin carne” serán un tema para debatir y aprender. Por el momento, ya el producto está disponible en varios locales en Estados Unidos y la industria alimentaria ya está trabajando en sus prototipos.

¿Qué tan dispuesta estas a incluir estas tendencias en tu plan de alimentación 2019?

Me despido por este año, no sin antes agradecer sus comentarios en redes sociales y el impulso que este espacio ha tenido en mi propósito de vida, es no es más que promover una alimentación saludable y consciente./Mariangel-Paolini