jugodeperegil

La hipertensión constituye a un aumento exagerado de la presión arterial de manera crónica, es decir, que el corazón está trabajando más de lo normal en su “intento” por bombear sangre al cuerpo. Sin embargo, se ha comprobado que el limón junto al perejil y el ajo puede funcionar como reguladores para facilitar la actividad cardiaca.

La hipertensión es un “asesino silencioso” debido a que si aumenta la presión sanguínea puede tener grandes afectaciones como accidentes cerebrovasculares hasta producir la muerte si no recibe un tratamiento adecuado.

Sin embargo, esta es una enfermedad que puede ser prevenida y controlada mediante hábitos saludables como una dieta equilibrada y la práctica regular de ejercicios. Pero sería un “plus” anexar en la dieta diaria una ración de limón, perejil y ajo que ayudan a reducir los efectos hipertensivos.

El perejil es importante debido a su alto contenido en vitamina K, la cual ayuda a construir huesos, tejidos saludables mediante las proteínas y coagula la sangre. Además contiene vitamina A, aumenta las carotinas, luteínas y zeaxantinas, ayudando a prevenir enfermedades en los ojos como las cataratas y la degeneración macular.

Posee un alto contenido en hierro, esencial en la producción de oxígeno, cobre para los procesos metabólicos normales, manganeso por su aporte antioxidantes superóxido dismutasa, y los folatos ayudan a formar glóbulos rojos y material genético, según Alimentos saludables.

Por su parte, el ajo ayuda a reducir el colesterol y favorecer el sistema circulatorio. De hecho, un estudio por la Universidad de indiana, en Estados Unidos afirmó que comer 1 diente de ajo diario durante tres meses, reduce entre un 7% y 8 % la presión arterial. Además es un alimento que puede ser consumido bien sea crudo, en ensaladas, en polvo o también en cápsulas, según Mejor con Salud.

El limón es una excelente opción para la desinfección de heridas, cura de males en el estomago, frenar los refriados y aportar oxigeno al cuerpo. (Agencia)