devoraojo

 

Una mujer irlandesa perdió la vista debido a un parásito “devora ojos” que se filtró en su lente de contacto tras tomar un baño con las lentillas puestas.

Suszanne Dunne, una joven mamá de 30 años relató que luego del baño fue a dormir pero horas más tarde despertó producto de un fuerte dolor en el ojo. “El dolor fue como un cuchillo caliente ardiente a través de mi ojo”.

Desesperada, la mujer junto a su esposo decidieron ir al médico donde le explicaron que fue víctima de un parásito llamado Acanthamoeba que al entrar en contacto con el agua caliente hace que el microbio se expanda y quede atrapado entre el ojo y los lentes de contacto.

"En condiciones de calor y debido a que no hemos tenido mucho últimamente, el parásito se multiplica y es endémico. Aunque está muerto, el daño está hecho”, según Los Andes.

Dunne aseguró que ha usado lentes de contactos por años. "Ese día me di una ducha con mis lentes, lo que he hecho muchas veces, porque nunca me han dicho que no lo haga. Me entró un poco de picazón en el ojo y, a medida que avanzaba el día, empeoró, pero pensé que había algo en mi ojo".

Los médicos resaltaron que la ceguera no es irreversible, pero igualmente tendrá problemas de visión y una cicatriz en la córnea de por vida.

La víctima quiso que su experiencia sirviera de aprendizaje para prevenir el mismo problema para otros. “Tuvieron que ponerme un blanqueador en el ojo y me dijeron que contara hasta 10, que el dolor era tanto que he tenido que tomar morfina. El dolor fue como un cuchillo caliente ardiente a través de mi ojo", según El Nueve (Agencia)