benficios

Debido al vertiginoso ritmo de vida actual, a tus proyectos de trabajo o a la conciliación entre tu vida personal y familiar es posible que tu horario ideal para hacer deporte sea el nocturno, una franja del día que tiene muchos detractores pero que puede aportar infinitas ventajas a tu organismo.

Repasamos las ventajas de hacer ejercicio nocturno:

Por la noche podrás practicar deporte a tu aire y de un modo más libre y flexible que cuando todo está hasta los topes.

Tienes más energía: Si sigues una alimentación correcta durante la jornada, se trata del mejor momento para brindar a tus músculos la energía acumulada. Como señalan diversos estudios, cuando entrenas por la mañana tus reservas de glucógeno están más vacías.

 

Dormirás mejor: Es recomendar que pasen unos 60 minutos entre el final del ejercicios y la hora de dormir con el propósito de que tu organismo se relaje y la adrenalina segregada se esfume progresivamente.

Mejor concentración: A última hora, existe menos ruido ambiental y por tanto, menor posibilidad de distracciones y alteraciones sensoriales, lo cual favorecerá tu concentración y tu motivación para poner tus músculos a trabajar.

Aumento de la masa muscular: A última hora del día, tus depósitos de glucógeno están llenos, por lo que los músculos asimilan mejor la carga. Los expertos señalan que el cuerpo asimila mejor el ejercicio aeróbico como correr, nadar o andar en bicicleta al mediodía y el ejercicio anaeróbico en horario vespertino.

Debido a todo esto y más, no dudes en ejercitarte en la noche.(Globovisiòn)