herida

Las heridas son causadas por diferentes razones, como accidentes, caídas, golpes, quemaduras, armas u otras causas. Las lesiones pueden ser pequeñas o muy graves y poner en riesgo la vida.

Las de menor nivel no suelen ser serias, pero de igual forma es muy importante limpiarlas bien. Las heridas serias e infectadas necesitan atención médica de primeros auxilios y luego ir al doctor.

Pero hay unas cosas que nunca hay que hacer al momento de curar una herida:

No hay que soplar. Ya que la boca tiene bacterias que pueden llegar a la herida a través de la saliva y agravar la situación. No se tiene que dejar las heridas al aire. Hay que taparlas con un pañuelo o gasas aunque sean pequeñas, deben permanecer así por lo menos dos días.

 

Si ya están cubiertas, no hay que quitarle el pañuelo o gasa. Además hay que mantener la presión hasta que no haya sangrado. No se tienen que hacer torniquetes. Esta técnica debe ser utilizada sólo si un médico profesional lo recomienda.

Si llega a haber un objeto incrustado en la herida, no hay que intentar sacarlo por uno mismo, hay que ir a urgencias de inmediato. No se deben de sacar las costras ya que es sangre seca y restos de degradación de la herida. Retirarlas hará que se retrase la cicatrización.

Tampoco se tiene que usar alcohol o agua oxigenada. Estas sustancias no se tienen que usar porque irritan la piel y causan dolor. El agua oxigenada es un desinfectante para zonas inanimadas y el alcohol debe usarse solamente si se va a poner una inyección.(Globovisión)