1

policiademiami florida14

El hallazgo esta madrugada de una persona muerta a tiros en una calle de la localidad de Tampa (Florida, EEUU), la cuarta en poco más de 30 días en el mismo barrio, parece afianzar la tesis de un asesino en serie, informaron hoy medios locales.

La Policía de Tampa fue alertada por vecinos del barrio Seminole Heights que dijeron haber oído disparos en la madrugada.

Una vez allí, agentes de la policía encontraron el cuerpo sin vida de un hombre cuya identidad no ha sido divulgada, informó el canal Local 10 News.

No obstante, la Policía no ha establecido todavía una relación directa de este crimen con la pesquisa abierta para resolver otros tres asesinatos ocurridos en el último mes en el mismo vecindario.

Los otros tres casos corresponden a dos hombres que estaban solos y que habían bajado de un autobús por la noche cuando fueron asesinados a tiros sin motivo aparente, y a una mujer cuyo cuerpo fue encontrado en un solar en la misma zona.

El primer asesinato fue el de Benjamin Mitchell, un joven de 22 años cuyo cuerpo sin vida fue hallado el 9 de octubre cerca de la parada donde se bajó del autobús.

Cerca de donde murió Mitchell la policía encontró un par de días después a Monica Caridad Hoffa, de 32 años, asesinada de un disparo.

La tercera víctima fue Anthony Naiboa, de 20 años, quien fue hallado muerto de un disparo en el sureste de este vecindario cuando volvía a su domicilio tras bajarse de un autobús, diez días después de la muerte de Mitchell.

Poco antes, su padre había llamado a la Policía para reportar que su hijo, que sufría de autismo, estaba desaparecido.

Las autoridades locales se hallan investigando un vídeo captado por una cámara de vigilancia en la que se ve a una persona cerca del área donde Naiboa fue asesinado, aunque, según ha informado el jefe de la Policía de Tampa, Brian Dugan, aun no pueden precisar ni el género, edad o raza de la persona.

Las autoridades sospechan que las cuatro muertes podrían estar relacionadas entre sí, por la hora en que ocurrieron y debido a que las víctimas, que no guardan ninguna relación entre ellas, hicieron viajes en autobús y se hallaban solas.

Las autoridades locales han ofrecido una recompensa de 25.000 dólares a quien brinde información que lleve a resolver estos asesinatos./EFE