1

Sin título748
La magistrada solicita a bancos y cajas la información financiera de las entidades soberanistas


La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha ordenado este martes a la Guardia Civil que investigue el tráfico de llamadas de los teléfonos de los cuatro imputados en la causa por sedición que instruye desde finales de septiembre: los líderes de las entidades soberanistas catalanas ANC y Òmnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart; el comisario mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero y la intendente del cuerpo policial autonómico Teresa Laplana. La magistrada solicita la lista de llamadas y mensajes de los números de teléfono de estos investigados entre los días 15 de septiembre y 2 de octubre, con su identidad, duración y otros datos de interés, según fuentes jurídicas.
Lamela ha ordenado también, como le pedía la fiscalía, que la Asociación Bancaria Española, la Confederación Española de Cajas de Ahorro y la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito le entregue toda la información de que dispongan los bancos y cajas asociados sobre las cuentas y productos financieros de ANC y Òmnium. Con estos datos se podrá proceder a una investigación sobre el origen de los fondos de las entidades soberanistas, las grandes movilizadoras del independentismo en los últimos años y pieza clave de la organización y celebración del referéndum ilegal de autodeterminación del pasado 1 de octubre.

Sànchez y Cuixart se encuentran desde el pasado lunes en prisión por su supuesta labor de movilización de las masas que el 20 y 21 de septiembre trataron de impedir la Operación Anubis de la Guardia Civil contra la logística de la consulta, que se encontraba suspendida por el Tribunal Constitucional. A Trapero y Laplana, en libertad provisional, se les imputa también sedición por la supuesta pasividad de los Mossos en la ayuda a la Guardia Civil y la comisión judicial que desarrollaba la Operación Anubis por orden del juez de instrucción de Barcelona Juan Antonio Ramírez Sunyer.