1

 

La tendencia a la baja, que ya se reportaba en 2016, se mantiene este año. Entre las principales causas, según las entidades, estaría la situación económica en el país.

SANTIAGO.- En los últimos años, las clínicas privadas vivieron un período de expansión: abrieron nuevas sedes, aumentaron sus camas y renovaron equipamiento. Pero los resultados del último año muestran que el sector podría estancarse. Un análisis realizado por "El Mercurio" a los estados financieros de los principales prestadores con capacidad de hospitalización -sin considerar las clínicas Alemana, U. de los Andes y la Red de Salud UC Christus- muestra que entre 2015 y 2016 sus ganancias cayeron 10%. En 2015 tuvieron utilidades por $54.919 millones y en 2016, $49.378 millones. Y la tendencia se mantiene. Si se compara el primer trimestre de 2017 con el de 2016, Clínica Las Condes tuvo pérdidas de $4.556 millones; las clínicas Santa María, Dávila y los otros prestadores de Empresas Banmédica ganaron $1.361 millones menos; las clínicas Reñaca, San José y Antofagasta tuvieron en conjunto $837 millones de utilidades menos y el consorcio al cual pertenecen las clínicas Tabancura y Avansalud disminuyó sus ganancias en $1.980 millones. Con la caída, las utilidades de las clínicas en 2016 quedaron por debajo de las de las isapres abiertas, que el año pasado ganaron $50.206 millones. Eso sí, en el análisis no está considerada la ex isapre Masvida. Entre las principales razones esbozadas por las mismas entidades está la disminución de la contratación de servicios médicos. En ese sentido, desde Clínicas de Chile, la agrupación gremial que reúne a los principales prestadores del país, señalaron que si bien hay diferencias entre sus asociados, "existe un factor muy incidente relacionado con la situación económica general del país que claramente nos afecta"./EMOL

Gobernación de Mérida