hasan rohani06

El presidente iraní, Hasan Rohaní, urgió este miércoles a una mayor “coordinación y supervisión” de las Fuerzas Armadas para garantizar que una tragedia como el derribo del avión ucraniano con 176 personas a bordo “no vuelva a ocurrir” en Irán.

En un discurso durante una reunión del gabinete, el mandatario dijo que es necesario “aceptar responsabilidades y ser honestos” con la población, que está sufriendo por la catástrofe.

Además, es imprescindible -continuó- revisar las leyes y los sistemas de defensa aérea, entre otros, porque el derribo por error el pasado miércoles del avión es “inaceptable y trágico”.

Rohaní señaló que en el proceso judicial para esclarecer todas las causas del derribo deben estar involucradas también las Fuerzas Armadas, cuya Guardia Revolucionaria asumió que el avión fue confundido con un misil de crucero.

“Necesitamos a las Fuerzas Armadas para mantener nuestra seguridad, debemos reforzarlas, pero es necesaria más coordinación y supervisión para garantizar a la gente y al mundo que esto no vuelva a ocurrir”, subrayó en su alocución.

El derribo del Boeing 737-800 de UIA, que cubría la ruta Teherán-Kiev, causó la muerte a sus 176 pasajeros y tripulantes, gran parte de ellos iraníes, lo que ha generado una ola de descontento popular.

Refiriéndose a las protestas de los últimos días, que han apuntado con sus críticas directamente al sistema islámico del país, Rohaní aceptó que la población esté “enfadada”.

Por ello, instó a “la unidad nacional” y a evitar mirar “de modo partidista” la muerte de los ocupantes del avión y el reciente asesinato del general Qasem Soleimani en un bombardeo estadounidense.

Ambos son “grandes pérdidas para toda la nación”, aseveró Rohaní, después de que se hayan producido altercados en algunos homenajes entre aquellos próximos al sistema y la población que muestra su oposición al mismo./EFE