detenido

La International Rescue Committee (IRC) ubicó a Yemen como el país con la peor crisis humanitaria del mundo, de acuerdo con un informe publicado el martes que también posiciona a Venezuela en el quinto lugar de este listado.

El estudio "2020 Emergency Wacthlist" destaca los países en los que, según la evaluación del IRC hecha en base a datos de 2019, existe el mayor riesgo en que la situación humanitaria se deteriore considerablemente el año próximo, considerando sus problemas internos y la casi nula capacidad de mantener los servicios mínimos.  El informe señala que la lista ha cambiado poco en comparación con la del año anterior, lo que resalta tanto la naturaleza prolongada de muchas de estas crisis como el fracaso colectivo de la comunidad internacional para resolver sus causas fundamentales. En muchos casos, las limitaciones en el acceso humanitario contribuyen a las condiciones ya precarias de los países. En la clasificación Yemen lidera por segundo año consecutivo, debido a los casi cinco años de guerra civil, en donde han muerto miles de personas y se ha destruido infraestructura clave, limitando el acceso a salud, educación, agua potable y sistemas sanitarios, dejando al 80% de la población necesitada de ayuda humanitaria. Lo sigue la República Democrática del Congo, en donde hay más de 100 grupos armados presentes en el este del país. En el tercer lugar figura Siria, escenario de una guerra civil que ha causado el desplazamiento de personas más grande de la historia moderna. Le sigue Nigeria, donde la falta de comida y una epidemia de cólera han matado a millones de habitantes, lo que refleja la precaria situación de África frente al resto de los continentes. Caso de Venezuela En este contexto, Venezuela se presenta como el único país de Latinoamérica en la investigación. El documento explica que su rápido ascenso en el ranking se debe a su difícil situación política, que ha causado casi el colapso total de la economía del país.  Uno de los datos contundentes del estudio es que dentro de Venezuela existen siete millones de personas -casi un cuarto de la población- que requieren asistencia humanitaria. Esto, causado en gran parte por la crisis económica que ha dejado al 94% de los hogares en situación de pobreza, según indica la IRC en su estudio "2020 Emergency Wacthlist" . Además, 4,6 millones de personas han huido del país al menos hasta noviembre de 2019 y el número va en ascenso, ya que unos 5.000 venezolanos tratan de abandonar el país a diario. Uno de los motivos que los puede llevar a tomar esa decisión según la ACAPS -organización independiente que elabora estudios para ayudar las entidades de ayuda humanitaria- es que solo el 18% tiene acceso constante a agua potable, lo que combinado con malos servicios de salud ha contribuido a la proliferación de graves enfermedades, como malaria, tuberculosis y difteria. 94% de los venezolanos vive en situación de pobreza En una de sus categorías, la IRC evalúa la capacidad que tiene el país afectado para recibir ayuda humanitaria. Los cinco países ya mencionados tienen una condición de "muy alto", lo que se refiere a la facilidad para las organizaciones humanitarias de ingresar al país a brindar ayuda. En el caso de Venezuela, la ACAPS dice que el Gobierno ha impuesto un difícil proceso de registro para las organizaciones humanitarias y restricciones en visas. Resto del listado Los otros cinco países más afectados, de acuerdo al listado de la IRC, son Afganistán, Sudán del Sur, Burkina Faso, Somalia y la República Centroafricana. Más abajo, se encuentran Burundi, Camerún, Chad, Etiopía, Irak, Libia, Mali, Myanmar, Níger y Sudán. La mayoría de estos países aparecen en el listado del año anterior, salvo Burkina Faso, Burundi y Chad. Asimismo, cuatro países que sí figuraban en el informe de 2019 ahora no lo están: Bangladesh, México, Nicaragua y Pakistán. "Es vital no abandonar a estos países cuando ellos más nos necesitan" David Miliband Es importante destacar que solo los 10 primeros países de la lista son el hogar de menos del 6% de la población global, pero hospedan al 55% de las personas que necesitan ayuda humanitaria, según el estudio de la IRC. Para los primeros cinco países la institución tiene un pronóstico desesperanzador, ya que se espera que la situación empeore o se mantenga, debido a que aún no hay signos de progresos con el fin de resolver la crisis económicas o políticas. David Miliband, presidente del International Rescue Committee, dijo que el "2019 fue un año devastador para los civiles atrapados en estas crisis en todo el mundo". También hizo un llamado a la comunidad internacional, afirmando que "es vital no abandonar a estos países cuando ellos más nos necesitan". Además, opinó que para realmente tener cambios es vital que la comunidad internacional, liderada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas tome medidas a largo plazo y vuelva a comprometer su poderío diplomático para prevenir y resolver conflictos./El Mercurio