shinzo abe20

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, partió hoy a la ciudad china de Chengdu para participar en una cumbre con China y Corea del Sur que revisará, entre otros temas, las más recientes amenazas del régimen de Pionyang.

Está previsto que, además de participar en la cumbre, el gobernante japonés mantenga encuentros bilaterales con el presidente chino, Xi Jinping, y con el surcoreano, Moon Jae-in.

En declaraciones previas a su salida, Abe señaló que la reunión permitirá reforzar políticas «ante el actual entorno regional de seguridad».

La reunión se llevará a cabo días antes de que venza el plazo dado por el régimen de Pionyang para que antes de que acabe el año Estados Unidos reactive el diálogo bilateral con nuevas propuestas, como parte de las gestiones para la desnuclearización de la península coreana.

Durante una reciente reunión con la cúpula castrense de su país, el dictador norcoreano, Kim Jong-un, hizo un llamamiento para «reforzarse militarmente«, según informaron medios oficiales de Pionyang este fin de semana.

Además de analizar temas vinculados con la agenda regional, Abe tendrá oportunidad de conversar con Moon para mejorar la relación mutua, después de los enfrentamientos diplomáticos y políticos que han protagonizado los dos países a lo largo de este año.

    «La relación entre Japón y Corea del sur es todavía difícil», agregó el primer ministro nipón. «Es importante que Japón y Corea del Sur, junto con Estados Unidos, trabajen juntos ante el actual entorno regional de seguridad».

El viaje de Abe a China antecede a la visita de estado a Tokio que hará Xi en abril próximo. /EFE