frances ogrady

Los sindicatos británicos pidieron este viernes al primer ministro electo, el conservador Boris Johnson, que cumpla su promesa de invertir en los servicios públicos y negocie un tratado comercial con la Unión Europea (UE) que “proteja el empleo”.

La secretaria general de la confederación sindical TUC, Frances O’Grady, ha lamentado los “devastadores” resultados obtenidos en las elecciones del jueves por el Partido Laborista, al que apoyaban la mayoría de sindicatos, pero avisó de que el líder conservador “tendrá una luna de miel corta”.

O’Grady instó a Johnson a poner fin a casi una década de austeridad impuesta por anteriores Gobiernos “tories” y presentar ante el Parlamento el año próximo “un acuerdo con la UE que proteja los derechos, el empleo y la paz en Irlanda del Norte”.

“Hoy más que nunca, la gente trabajadora debe permanecer unida en sus sindicatos y luchar por proteger nuestra forma de vida y nuestras comunidades”, afirmó.

El Partido Conservador ha ganado las elecciones del 12 de diciembre con una amplia mayoría absoluta, gracias en buena parte al voto favorable de circunscripciones tradicionalmente laboristas, que han cambiado de bando para propiciar que se ejecute el “brexit” o salida del Reino Unido de la UE.

Johnson ha centrado su campaña en prometer que sacará al país de la UE en la fecha prevista del 31 de enero, lo que ahora, con su mayoría, podrá hacer sin oposición parlamentaria.

El primer ministro, que accedió al poder primero en julio sin pasar por las urnas, negoció en octubre con Bruselas un pacto sobre los términos de la salida y en los próximos meses deberá consensuar un tratado sobre la futura relación comercial./EFE