terremotoalbania

El operativo para encontrar a sobrevivientes y recuperar los cuerpos de las víctimas del mortal terremoto de Albania se redujo este viernes, mientras los rescatistas han enfocado sus esfuerzos en un hotel que se derrumbó en la localidad costera de Durres. Además, el número de fallecidos subió a 49 personas.

Equipos de rescate albanos, serbios y montenegrinos trabajan en las ruinas del hotel, donde aún hay una persona desaparecida, señaló la vocera del Ministerio de Defensa, Albana Qehajaj. Tanto los países vecinos como otras naciones de la Unión Europea enviaron personal y equipos especializados de rescate horas después del sismo de magnitud 6,4 registrado en la madrugada del martes. En total, unas 2.000 personas resultaron heridas, cifró la ministra de Salud, Ogerta Manastirliu, luego de recopilar información de hospitales, pequeños centros de salud, hogares particulares y entre los que ahora se alojan en carpas. Por otro lado, las zonas más afectadas fueron Durres, a 33 kilómetros al oeste de la capital, Tirana, y la cercana localidad de Thumane. El operativo de búsqueda en Thumane finalizó el miércoles. Cabe recordar que el terremoto se produjo mientras la gente dormía, y casi todos los muertos quedaron atrapados cuando sus edificios o los hoteles en los que se alojaban se vinieron abajo por el temblor. Asimismo, centenares de réplicas, al menos tres de más de 5 Richter, han remecido el país desde entonces complicando las labores de rescate. Además de los grandes derrumbes, las cifras preliminares muestran que unos 700 inmuebles en Durres y más de 235 en Tirana presentan daños graves, expuso el Primer Ministro, Edi Rama. "Ahora llega el momento complicado para nosotros, trabajando sin descanso para que la vida regrese a la normalidad", sostuvo Rama, agregando que pidió ayuda internacional en los esfuerzos de reconstrucción. Además, la autoridad prometió dar techo a todos los que se quedaron sin casa "en mejores condiciones que antes del sismo" en el plazo de un año. Unas 500 personas pasaron su tercera noche alojando en carpas en Thumane, mientras que un total de 2.000 residentes en Durres y Thumane se trasladaron a alojamientos temporales en hoteles, colegios y centros deportivos./AP