vladimir yermakov11

Moscú está listo para ampliar otros cinco años el Nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (Nuevo START) entre Rusia y Estados Unidos, siempre y cuando Washington y sus socios estén dispuestos a apegarse a él, dijo un importante diplomático ruso.

Vladimir Yermakov, director del Departamento de No Proliferación y Control de Armas del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso, hizo la declaración durante la reunión del martes del Primer Comité de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, se indicó en una transcripción publicada hoy por el ministerio.

Yermakov dijo que antes de ampliar el tratado es necesario solucionar asuntos relacionados con su implementación por parte de Estados Unidos, en particular, la exclusión unilateral de Washington de "un número significativo de armas ofensivas estratégicas que esquivan las normas estipuladas en el tratado".

El Nuevo START, que entró en vigor en el 2011 y expirará en el 2021, pide a Rusia y Estados Unidos reducir a la mitad el número de lanzamisiles nucleares estratégicos para el 5 de febrero de 2018. Por acuerdo mutuo, el tratado puede extenderse hasta cinco años.

Ambas naciones han anunciado que completaron la reducción en el tiempo establecido.

Pero Rusia está preocupada por la nueva doctrina nuclear de Estados Unidos cuyas disposiciones podrían conducir a un umbral más bajo para el uso de armas nucleares y a la expansión ilimitada del sistema de defensa antimisiles de Estados Unidos, dijo Yermakov.

Rusia está igualmente preocupada por la perspectiva de un despliegue de armas en el espacio exterior después de enterarse de la "activa preparación de algunos países para realizar operaciones de combate en el espacio cercano a la Tierra".

Moscú también está seriamente preocupado por el despliegue por parte de Estados Unidos de los lanzadores universales MK-41 en Rumania y Polonia, los cuales pueden usar misiles nucleares violando el Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio, dijo Yermakov.

El desarme nuclear sólo es posible si todos los países con capacidad nuclear militar se unen a los esfuerzos pertinentes, sobre todo, los miembros de la OTAN, dijo.

"Pero, para pesar nuestro, hasta ahora ninguno de ellos ha expresado esta intención", señaló Yermakov./Xinhua