ataqueaereoabusescolardeja43ninosmuertos10

El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, condenó este jueves el bombardeo efectuado por la coalición liderada por Arabia Saudí que dejó la muerte de decenas de niños que viajaban en un autobús escolar en la provincia septentrional yemení de Saada.

Aunque el número de víctimas no ha sido confirmado, los primeros reportes indican que pudo tratarse de 60 muertos y decenas de heridos graves. Los niños afectados tienen entre 10 y 13 años de edad.

En un comunicado el jefe de la ONU llamó a las partes a "respetar sus obligaciones con la ley humanitaria internacional, en particular, reglas fundamentales como la distinción, proporcionalidad y precauciones en los ataques".

Los involucrados deben "tener especial cuidado en mantener a los civiles al margen de las operaciones militares", subrayó.

Además, Guterres pidió una "investigación independiente y rápida" sobre el incidente y expresó sus más profundas condolencias a las familias de las víctimas.

El conflicto de Yemen se remonta al levantamiento de 2011, pero el enfrentamiento se intensificó en marzo de 2015 cuando una coalición internacional liderada por Arabia Saudí lanzó una intervención militar a petición del presidente yemení./Xinhua