theresamay jermy hunt11

La primera ministra británica, Theresa May, continúa defendiendo con firmeza su plan para el “brexit”, hoy desde Bruselas, pese a la convulsión que ha provocado en su propio Gobierno.

May vive una de las semanas más intensas en lo que lleva de mandato, en la que ha tenido que hacer frente a la dimisión de dos de sus principales ministros, viajar a Bruselas a la cumbre de la OTAN y aún le queda presentar el Libro Blanco del “brexit” mañana y reunirse con el presidente estadounidense, Donald Trump, el viernes.

Una serie de desafíos que la “premier” afronta con estoicismo y procurando dar una imagen de unidad frente a la Unión Europea (UE), que tendrá que estudiar la controvertida propuesta que expondrá en su totalidad este jueves en la Cámara de los Comunes.

Según declaró hoy en Bruselas, momentos antes de reunirse con los jefes de Estado y de Gobierno de los veintinueve países de la OTAN, este plan “cumple con el voto que la gente dio sobre el ‘brexit'”, la salida del Reino Unido de la UE.

“Cumple con el hecho de que pondremos fin al libre movimiento, de que pondremos fin a la jurisdicción del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en el Reino Unido y de que no gastaremos vastas contribuciones para la UE cada año”, apuntó.

Asimismo, aseguró que “protege empleos y sustentos y respeta su compromiso con Irlanda del Norte (de no establecer una frontera dura)”./EFE