baltazaporras

El 12 de diciembre de 2017 falleció un gran amigo y colaborador, Manuel Silva Guillén. Tuve la dicha de poder hablar con él por última vez pocos días antes de su muerte y darle la bendición. En ocasión de la primera visita de San Juan Pablo II a Venezuela, me correspondió estar al frente de la comisión organizadora del viaje. Con la asesoría del Padre Cesareo Gil Atrio, en horas pudimos conformar el equipo directivo integrado por Vicente Irazabal, José Domínguez y Manuel Silva Guillén.

baltazarporras

Señalan los expertos que el respeto a los derechos humanos de una sociedad se mide por el estado de las cárceles y por la sensibilidad de la misma sociedad ante la realidad penitenciaria. El miércoles santo, día emblemático por la devoción al Nazareno, perdieron la vida un número considerable de personas recluidas en una comisaría policial, no en una cárcel, en la ciudad de Valencia.

Baltazaporras

Poco antes de iniciar la celebración del Domingo de Ramos, a las puertas de la catedral de Mérida recibí la noticia de la muerte del Obispo emérito de Trujillo. Hermosa fecha unida a la memoria del inicio del misterio de la encarnación en la fiesta de la Anunciación, para entrar en la gloria. Inmediatamente compartimos con los fieles que llenaban el templo catedralicio el hacer memoria oracional por su eterno descanso.

balatazar

El rostro del Jesús sufriente que entre nosotros tiene expresión en la popular devoción del Nazareno, no es algo extraño ni lejano. En el rostro sufriente de la mayor parte de los venezolanos hay una identificación, mejor una experiencia personal y colectiva interpelante, desde la realidad que vivimos. Semana Santa es una invitación constante a descalzarnos, cercanos en lo profundo con quienes están sumidos en el mundo de la exclusión, para compartir con ellos el escándalo que no se puede comprender, la maldición de una cruz llevada a cuestas.

porras

Los venezolanos vivimos el drama de ir contracorriente, en lugar de abrirnos a un siglo XXI con el signo del bienestar y el progreso colectivo, en el que brille la tranquilidad y la paz de los ciudadanos, nos encontramos ante un proyecto antihumano, pues no cuentan las personas sino el poder. Varios ejemplos nos pueden servir para la reflexión serena y el análisis que cada uno debe hacer del presente que nos toca padecer. El mundo actual es inconcebible sin la energía eléctrica. Ha sido uno de los logros más importantes desde su descubrimiento en el siglo XIX. Superamos entonces el vivir al ritmo de la naturaleza para domesticarla y convertirnos en los dueños del tiempo útil y placentero.

cardenalbaltaza

Se cumple es este mes de marzo el primer quinquenio de un hecho inédito en la historia: la elección del primer Papa venido del fin del mundo, ¡latinoamericano y jesuita! Más que una efemérides curiosa, se ha iniciado una etapa fascinante en la Iglesia católica, pues se rompen paradigmas cargados del lastre de una tradición a la que se le coge gusto o se adapta a los tiempos, sin ese necesario discernimiento para separar la paja del buen grano en una institución llamada a ser trasparente y servidora de una noble causa.

balatazarse

Con el lema “no hace mucho. No tan lejos” está abierta una exposición en Madrid con más de 600 objetos originales, 400 imágenes y 100 historias sobre la espeluznante historia de uno de los episodios más dramáticos e inhumanos que deben servir para remover la conciencia del mundo ante el exterminio salvaje de comunidades enteras por razones sin asidero ético que lo justifique. Esta exposición se erige como una clara evidencia de la catástrofe que sucede al desarrollo del odio y la intolerancia en el seno de las sociedades.

curas

Sin duda que vivimos tiempos nuevos e inéditos. Hace cinco años sorprendió al mundo la renuncia de Benedicto XVI. Su gesto, ciertamente heroico y humilde, sobrepasa el ser una acción personal y se convierte en un paradigma digno de ser tomado en cuenta para quienes en este siglo XXI se erigen en seres indispensables y eternos. A su vez, la elección de su sucesor dejó perplejo a propios y extraños. Venido del fin del mundo, primer latinoamericano y primer jesuita, tomó por santo y seña el nombre del poverello de Asís, Francisco. Su primera aparición en el balcón de la basílica vaticana presagiaba que algo distinto se asomaba en la vetusta barca de Pedro.

publicidad 2