Baltazaporras

Poco antes de iniciar la celebración del Domingo de Ramos, a las puertas de la catedral de Mérida recibí la noticia de la muerte del Obispo emérito de Trujillo. Hermosa fecha unida a la memoria del inicio del misterio de la encarnación en la fiesta de la Anunciación, para entrar en la gloria. Inmediatamente compartimos con los fieles que llenaban el templo catedralicio el hacer memoria oracional por su eterno descanso.

balatazar

El rostro del Jesús sufriente que entre nosotros tiene expresión en la popular devoción del Nazareno, no es algo extraño ni lejano. En el rostro sufriente de la mayor parte de los venezolanos hay una identificación, mejor una experiencia personal y colectiva interpelante, desde la realidad que vivimos. Semana Santa es una invitación constante a descalzarnos, cercanos en lo profundo con quienes están sumidos en el mundo de la exclusión, para compartir con ellos el escándalo que no se puede comprender, la maldición de una cruz llevada a cuestas.

porras

Los venezolanos vivimos el drama de ir contracorriente, en lugar de abrirnos a un siglo XXI con el signo del bienestar y el progreso colectivo, en el que brille la tranquilidad y la paz de los ciudadanos, nos encontramos ante un proyecto antihumano, pues no cuentan las personas sino el poder. Varios ejemplos nos pueden servir para la reflexión serena y el análisis que cada uno debe hacer del presente que nos toca padecer. El mundo actual es inconcebible sin la energía eléctrica. Ha sido uno de los logros más importantes desde su descubrimiento en el siglo XIX. Superamos entonces el vivir al ritmo de la naturaleza para domesticarla y convertirnos en los dueños del tiempo útil y placentero.

cardenalbaltaza

Se cumple es este mes de marzo el primer quinquenio de un hecho inédito en la historia: la elección del primer Papa venido del fin del mundo, ¡latinoamericano y jesuita! Más que una efemérides curiosa, se ha iniciado una etapa fascinante en la Iglesia católica, pues se rompen paradigmas cargados del lastre de una tradición a la que se le coge gusto o se adapta a los tiempos, sin ese necesario discernimiento para separar la paja del buen grano en una institución llamada a ser trasparente y servidora de una noble causa.

balatazarse

Con el lema “no hace mucho. No tan lejos” está abierta una exposición en Madrid con más de 600 objetos originales, 400 imágenes y 100 historias sobre la espeluznante historia de uno de los episodios más dramáticos e inhumanos que deben servir para remover la conciencia del mundo ante el exterminio salvaje de comunidades enteras por razones sin asidero ético que lo justifique. Esta exposición se erige como una clara evidencia de la catástrofe que sucede al desarrollo del odio y la intolerancia en el seno de las sociedades.

curas

Sin duda que vivimos tiempos nuevos e inéditos. Hace cinco años sorprendió al mundo la renuncia de Benedicto XVI. Su gesto, ciertamente heroico y humilde, sobrepasa el ser una acción personal y se convierte en un paradigma digno de ser tomado en cuenta para quienes en este siglo XXI se erigen en seres indispensables y eternos. A su vez, la elección de su sucesor dejó perplejo a propios y extraños. Venido del fin del mundo, primer latinoamericano y primer jesuita, tomó por santo y seña el nombre del poverello de Asís, Francisco. Su primera aparición en el balcón de la basílica vaticana presagiaba que algo distinto se asomaba en la vetusta barca de Pedro.

cardenal

Uno de los recuerdos de las clases de castellano y literatura en el Seminario Interdiocesano de Caracas que nos ponía los pelos de punta era el interrogatorio que el Padre Darío Patiño nos hacía al comienzo de cada clase. Había que recitar de memoria y sin titubeos largas poesías castellanas. En cada clase una estrofa, y la escogencia era al azar. Así que había que aguzar la memoria para no fallar pues buena parte de la calificación estaba allí. Uno de estos extensos poemas fue “La casita blanca” cuyos versos vienen a mi memoria de vez en cuando. Pero más allá de esta simpática anécdota el estudio y la lectura posterior de las obras de Don Cecilio nos ponen ante uno de los más polifacéticos escritores y pensadores del siglo XIX.

campesinos

Lamentablemente, la agricultura no escapa de la mano depredadora de la narcodictadura que ha ido asfixiando poco a poco todos los sectores productivos del país. Me dediqué al campo luego de haber perdido a mi esposo, ingeniero agrónomo, agricultor y ganadero de esta noble tierra. Sin saber nada de la agricultura, asumí el reto de tomar las riendas de los cultivos y día a día, me he ido apasionando por lo que significa producir alimentos trabajando el campo; la tierra me ha enseñado mucho, así como la gente buena que la trabaja, quienes con el sol a sus espaldas siembran, cuidan y recogen las cosechas, haciendo del campo un lugar maravilloso que envuelve y enamora al que se dedica a él.

publicidad 2