reds

Según estudios hechos anteriores a lo sucedido, en ese macizo rocoso ya se gestaban eventos movedizos en la estructura de la montaña en esa área.
Es importante que las advertencias que se hagan a cualquier evento que pueda generar contingencia, sean tomadas muy en serio, y advertir a la población, para que la gente tome sus precauciones, no es que se puedan evitar tales eventos estructurales producto de factores meteorológicos, pero si dar la voz de alerta.


Gracias al Todo poderoso no se registraron pérdidas humanas, aunque si materiales a la población, porque quienes tenían la obligación de dirigirse a sus trabajos tuvieron que hacerlo de la manera que fuera, y les produjo mucho desgaste a sus vehículos, tanto en los neumáticos, como en repuestos, para poder repararlos.


Ya se removió todo el material que obstaculizaba el libre tránsito, pero deben de continuarse con las advertencias de que no es ya el final del peligro, porque este sigue latente, y dependerá mucho de situaciones meteorológicas del momento, ya que si las lluvias son persistentes y torrenciales, las fracturas presentes en el material, se saturaran de agua contribuyendo a la erosión y posible desprendimiento del mismo, siendo este en su mayoría de tipo areniscas , las cuales poseen una característica de fracturamiento muy particular en forma de bloques, así mismo posee material compuesto por arcillas, siendo estas fáciles de disgregar con la presencia de agua facilitándose de este modo los movimientos de masas. De la misma manera un prolongado verano producirá fracturamiento y por ende desmoronamiento del talud (la Roca).


A pesar de ya haberse removido el material, se debe tomar en cuenta el riesgo que implica el libre tránsito por esta vía, debido a que según estudios estructurales y geológicos hechos en el área, se puede decir que la estructura rocosa no ha alcanzado un punto de equilibrio, por lo que existe la posibilidad de nuevos derrumbes y movimientos de masa en el área.


Tomar previsiones no es igual a alarmar a la población, pero si tomar conciencia de algunas recomendaciones que los organismos competentes e investigaciones previas en el área, en materia de desastres podían hacer llegar al pueblo para evitar posibles pérdidas humanas, como lo fue el estudio realizado por Gonzáles y Provenzano, en un trabajo especial de grado, año, (2017), titulado CARACTERIZACIÓN GEOTÉCNICA DE LA SECUENCIA CRETÁCICA UBICADA EN EL SECTOR LA ROCA, cuyos estudios generaron las siguientes recomendaciones para la estabilización de dicho macizo rocoso.


• Implementar los métodos de estabilización y reforestación correspondiente para cada uno de los taludes a la mayor brevedad posible, para prevenir la erosión superficial debido a las variaciones climáticas que se dan constantemente, lo que permite un aumento de la fracturación y disgregación del material.

• Elaborar un sistema de anclajes y mallado para retener el material rocoso desprendido.

• Colocar señalización indicando desprendimientos de rocas, así como también la realización de constante mantenimiento de la vía, debido a que existe un considerable número de bloques desprendidos que producen una reducción del libre tránsito./Elba Pérez de Fernández

publicidad 2