guevaraluz

Ante las constantes suspensiones del suministro eléctrico que ha sufrido el estado Mérida a lo largo y ancho de su geografía, el gobernador de la entidad, Ramón Guevara, encabezó una rueda de prensa para pronunciarse por el silencio y la falta de una respuesta inmediata por parte de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), situación que mantiene preocupada a la población.


El mandatario regional explicó, que por dos semanas consecutivas los merideños, con suma exigencia y derecho propio, le han solicitado que interceda ante el Gobierno nacional por la crisis eléctrica que mantiene el occidente del país.
“La semana pasada hubo una reunión preliminar entre la Secretaría General de Gobierno y representantes de Corpoelec. Pensábamos que a la fecha pudiéramos reunirnos con los gerentes y directivos en la capital de la República, pero la respuesta fue que hasta no tener autorización del ente superior no pueden reunirse con el Gobernador de Mérida”.
Alertó sobre las terribles consecuencias que pudieran traer los cortes de luz a los centros asistenciales, en específico al Instituto Autónomo Hospital Universitario de los Andes (Iahula), y fue enfático al señalar que están intermediando para que a los recintos de salud, tanto públicos como privados, les sea priorizado el suministro eléctrico independientemente de las razones que están alegando.
“Están fundamentando a través de las redes sociales que las represas La Vueltosa (Fabricio Ojeda) en Barinas, y Leonardo Ruiz Pineda en Santa María de Caparo, no tienen capacidad de repuesta para generar el fluido a la entidad andina y cinco estados más”, dijo Guevara.
No justificó que Mérida, teniendo dentro de su territorio la represa de Santo Domingo, en el municipio Cardenal Quintero; la Planta Termoeléctrica Don Luis Zambrano, ubicada en El Vigía y el 60 % del territorio de la represa Leonardo Ruiz Pineda, tenga que estar sufriendo de constantes apagones.
Hizo el llamado al ministro de Energía Eléctrica, M/G Luis Motta Domínguez, así como a la junta directiva de Corpoelec, para que les den respuestas concretas a los merideños, ya que este escenario conlleva a problemas en materia de salud, producción e inseguridad de orden público.
Al mismo tiempo, el Gobernador manifestó que las interrupciones eléctricas están afectando la distribución del agua potable en la zona norte de la capital andina, entre los que se encuentran los sectores Santa María, La Milagrosa, Santa Anita y La Hechicera, debido a que el sistema de bombero trabaja con electricidad.Prensa OCI

publicidad 2