1

 

directivadeaguasdemerida

La desidia en que estuvo sumida la empresa Aguas de Mérida debido a la escasa inversión realizada en un lapso de diez años, ha mermado la operatividad y eficiencia de esta compañía, situación que reporta la directiva. En la empresa participan 60% las alcaldías y 40% el Gobierno regional.



El presidente de la hidrológica estatal, Henry Dávila, dijo que ya se han hecho las evaluaciones correspondientes en el marco de los primeros días de Gobierno, y la realidad de esta empresa responsable del servicio de agua en Mérida es muy lamentable debido, entre otros factores, al abandono de su infraestructura y a la escasez de presupuesto para salir del atolladero en el que se encuentra. Sin embargo, y a pesar de esta situación, la actual directiva ha cumplido con más de 150 reparaciones desde que están al frente de este ente.

Con respecto a su operatividad, la empresa requiere una inversión de 200 millardos de bolívares para recuperar el sistema de agua y mantenerlo óptimo para las comunidades merideñas. “La única inversión que se hizo en muchos años fue la de la estación de bombeo de Los Chorros, adelantada por el Ministerio de Ecosocialismo y Aguas, que tiene la disposición de entregarla, pero estamos a la espera de que esto se materialice”, dijo Dávila.

Asimismo, señaló que no solo la situación operativa mantiene en jaque el buen desenvolvimiento del trabajo de esta empresa, sino también los bajos salarios con que cuentan sus trabajadores, esto se atacará lo antes posible según lo dispuesto por su presidente, quien asegura tener los mejores trabajadores hidrológicos del país y quiere conservarlos, manteniendo salarios acordes con la realidad económica nacional.

Entre los planes asumidos por la directiva de Aguas de Mérida, están ir trabajando hasta que puedan lograr los recursos a través de proyectos que deben asumir las alcaldías y el Gobierno del estado –sus socios–  e incrementar las tarifas como una salida a la crisis y el abandono en el que se encuentra la compañia. “Estamos tratando de ser efectivos y eficientes con lo poco que dejaron las antiguas gestiones; trabajamos con tres unidades que nos dejaron de ochenta. No queremos politizar la situación, pero la gran verdad es que las estructuras y la logística de la empresa están destruidas y necesitamos de recursos para salir hacia adelante. Hemos recibido apoyo del Gobierno regional y se han hecho reparaciones pequeñas que han permitido subsistir y mantener la operatividad”, expresó el funcionario.

De igual modo, Dávila hizo el llamado a la Asamblea Nacional Constituyente, a los diputados de la Asamblea Nacional, a Hidroven y al propio presidente Nicolás Maduro para evitar la crisis del sector de agua en el estado Mérida. (PO)

publicidad 2