guiaca

 

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) del municipio Campo Elías del estado Mérida, condena la detención de manera ilegal, del ciudadano Héctor Guaicaipuro Fernández, dirigente juvenil del partido Primero Justicia (PJ) de este municipio, quien fue prácticamente secuestrado por una comisión de los cuerpos de inteligencia del actual régimen, sin orden de captura legal, sin ningún tipo de pruebas que de manera fehaciente permitiera señalar al joven de las acusaciones falsas que se le imputan, como el de “terrorista”, epíteto mediático que utiliza ahora el oficialismo, para señalar a quienes en toda Venezuela, protestan y reclaman un país de justicia, de progreso, crecimiento y de derechos civiles y humanos garantizados.

La MUD rechaza, cómo a través de los medios de comunicación, se ha linchado moralmente al dirigente estudiantil con notas de prensa anti éticas de mercenarios del periodismo arrodillado a las órdenes del régimen, a quien le sembraron implementos militares y de la policía, para incriminarlo y forjarle actas y luego proceder a llevarlo a un juicio militar, amañado y también ilegal puesto que no es la jurisdicción que corresponde porque el detenido no es ningún funcionario perteneciente a la Fuerza Armada Nacional (FAN) y no ha incurrido en los absurdos delitos que se le imputan.
Esta detención, corresponde a una serie de capturas que desde el pasado miércoles los cuerpos represivos estatales han desatado contra la población merideña, realizando también aprisiones ilegales en la Humbolt, residencias Santa Bárbara y sector Belenzate, en la avenida Las Américas, de la ciudad de Mérida, previo a la visita del directivo del PUSV, Diosdado Cabello.
La MUD de Campo Elías rechaza rotundamente que se haya dejado el pasado jueves, al pueblo de Mérida sin servicio de transporte del sistema Tromerca, los cuales, a la vista de todos los ciudadanos del municipio y de Mérida, fueron usados descaradamente para transportar al personal público que obligan a asistir a los actos políticos del madurismo, en este caso específico al del ciudadano Diosdado Cabello, quien hizo una presentación en la Plaza de Toros de Mérida, y ante el temor de que no tuviese asistencia emplearon los autobuses que deben servir al pueblo, porque se mantienen con los impuestos que el pueblo paga, cuyos temores están fundados en el profundo y amplio rechazo nacional, contra una asamblea constituyente convocada de manera ilegal e írrita por no contar con el referendo previo aprobatorio.
 Se rechaza también los hechos de violencia ocurridos en la avenida Centenario, los destrozos a la cosa pública y los saqueos, queda demostrado que al ser detenido previamente el compañero Héctor Guaicaipuro Fernández, éste no está implicado en las situaciones por las que se la acusa, ya que estos actos se producen por personas infiltradas por el régimen, como método represivo para desvirtuar la protesta cívica, pacífica y ciudadana, que cada vez es más contundente y masiva, demostrado el día de la consulta popular, en que millares de ejidenses dijeron no estar de acuerdo con la asamblea constituyente ilegal.

publicidad 2