1

 

carlosramoshabla

 

La grave situación alimentaria en el país, es “violentar el derecho que tienen los ciudadanos a la alimentación” y a una buena calidad de vida, pues “la constitución obliga al gobierno a garantizar la alimentación de los Venezolanos, pero de manera muy precisa de los escolares”, según lo manifestado por Carlos Ramos, precandidato a la gobernación del estado Mérida, quien puntualizó que el gobierno no ha garantizado este derecho por medio del denominado Sistema de Alimentación Escolar (SAE).

“Se supone que los programas de alimentación deben ayudar con mayor énfasis a los alumnos de los sectores más populares, hecho que no sucede desde hace aproximadamente 5 años. El dinero que el gobierno destinaba para estos programas se quedaba en cooperativas y en definitiva no llegaba a los niños”, denunció.
En tal sentido, Ramos aseveró que esta situación es la causa de la deserción escolar la cual causa graves daños al país. “Muchos padres y madres no envían a sus hijos a las escuelas porque no tienen como alimentarlos”.
Para el precandidato a la gobernación del estado, la gravedad de la situación radica en que los niños ya no asisten a sus clases sino “muchos de ellos trabajan o incluso bachaquean con sus padres”, por lo que indicó que la sociedad y el país “está perdiendo el sector social más estratégico e importante”, hecho que socava las bases del desarrollo en Venezuela.
Ramos, indicó que aun cuando en otros países la educación es el motor del progreso, en Venezuela “la no disponibilidad de los alimentos” afecta severamente la educación básica, diversificada y universitaria remitiéndose a la Universidad de Los Andes (ULA), añadiendo que se requiere más inversiones en este sector, para generar los cambios positivos que requiere la sociedad venezolana (PCR)