1

 

carlosramostransporte

 

El pasaje estudiantil es un subsidio gubernamental del que gozan escolares y universitarios, quienes, desde siempre, se han visto obligados, en su mayoría, a hacer maromas para avanzar en su formación académica; sobre todo con una economía inflacionaria como la existente en Venezuela.

Para el pre candidato a la gobernación del estado Mérida, Carlos Ramos, el ministro Ricardo Molina es responsable de la crisis de transporte que aqueja a los merideños, pues la compensación a los transportistas era, hasta hace unos meses, a través del sistema de Tarjeta Inteligente. La misma se introducía en una máquina registradora en las unidades de transporte y se debitaba de allí el costo de la ruta.
El Fondo Nacional de Transporte Urbano (FONTUR), instó a los conductores a descontinuar el uso de la tarjeta Inteligente por presuntas fallas, y pasar a otro modelo que controla, en su totalidad, el Estado.
Hoy, casi tres meses después, y como ya es costumbre del gobierno dirigido por Nicolás Maduro, el nuevo sistema no aparece, las autoridades no tienen respuesta y los afectados, estudiantes y usuarios que día a día se trasladan; sufren calamidades para llegar a su destino y retornar a sus hogares.
Para Carlos Ramos, las diferencias entre estudiantes y transportistas corresponden a la incapacidad del Ministro Molina. Los estudiantes manifiestan ser maltratados verbalmente y obligados a pagar el costo del pasaje completo cuando intentan desplazarse gratuitamente, enseñando su carnet estudiantil, tal y como había sido acordado; y los segundos, que no reciben el pago del subsidio como les habían prometido, limitando la cantidad de estudiantes por unidad.
Ha transcurrido más de una semana desde el llamado a paro por parte del sector transporte, extendiéndose a líneas que hacen traslados desde otras ciudades como Tabay, Lagunillas y El Vigía, advirtió el pre candidato; lo que genera incumplimiento de obligaciones laborales por parte de los merideños, estudiantes que no pueden asistir a clases, y transportistas que no generan ingresos; mientras el gobierno llama al diálogo utilizando el chantaje para reprimir la protesta de venezolanos