1

 

carloramosrueda

 

Para el pre candidato a la gobernación del estado Mérida, Carlos Ramos, la Tarjeta de la Patria es un sistema de afiliación (engañoso), presentado como una política social y económica para alcanzar la “soberanía alimentaria, mostrándola como complemento a la producción del país”; siendo totalmente falso, ya que todos sabemos que en este momento no existe producción que resuelva la crisis alimentaria que vivimos los venezolanos.

En un país donde se marca una extrema diferencia entre el salario y el poder adquisitivo, es ilusorio pensar que esta sea la solución.  Según expertos económicos, con un salario de 40.638,00 y el índice inflacionario tan elevado, como se mostró en el cierre del 2016, con una inflación estimada entre el 500% y 800% y la caída del PIB que fue de 12,5%, y considerando que mensualmente el incremento de los productos y servicios se ubicó entre el 16,5% y 17,5%, es irracional que un Carnet con un monto de 50 mil bolívares mensuales, sea vista como un mecanismo seguro de amarre de programas sociales y financiamiento a las familias. Aseveró Ramos que es irresponsable e insuficiente para satisfacer las necesidades de los venezolanos, pues, más que una solución, es una carga para la economía del país, conducente  a seguir estimulando la inflación, el mercado negro del bachaqueo y el contrabando, entre otros.
Expresó además, que es una herramienta ineficaz de control económico por las prácticas de este gobierno, “no debe sorprendernos que sea utilizada como un instrumento de control político, manipulando el sistema de registro de las personas, captación de huellas dactilares para identificarlos y utilizarlos a su conveniencia para seguir  manteniendo y concentrando  el poder a costa de sofocar los derechos individuales de los ciudadanos”. (PCR)