tanquilladontulio

 

Sin tapa una  tanquilla eléctrica en avenida Tulio Febres Cordero es un peligro latente para conductores y transeúntes de esta importante vía de  la ciudad de Mérida.  

Son ya varios los vehículo que han caído dentro de la misma debido a que no tienen tapa y ningún aviso que indique el peligro que representa para los conductores..

 Las tapas de las tanquillas siempre han sido blanco de la delincuencia, y hay varias que faltan en las calles de esta urbe.

Tal es caso de la tanquilla eléctrica que está en el canal de subida de la referida avenida a la altura de la estación del Trolebus, Complejo Polideportivo “Luis Ghersi Govea”.

Esta tanquilla tienen sin tapa varios meses la misma viene afectando y sorprendiendo a varios chóferes desprevenidos.

Se conoció que recientemente una motocicleta cayó dentro de hueco y el motorizado resulto herido, además  un sin números de vehículos han  caído allí dañando el tren delantero.

Los conductores a plena luz del día logran ver la tanquilla sin la tapa y logran esquivarla pero en la noche es todo lo contrario ya que en el lugar no hay alumbrado público.

Pedro Izquierdo, habitante de Santa Juana expreso que  la misma representa un peligro, para los transeúntes y hasta para los ciclistas.

A esta hueco hay que colocarle  algo para que las personas estén pendientes, y no caigan desprevenidos en este hueco, dijo.

Vigilar a los que funden hierro

La compra de hierro salió nuevamente a la palestra, y esto ha llevado a que desaparezcan las tapas. Para Fernando Díaz habitante de Campo de Oro, manifestó que las autoridades locales deberían de poner el ojo a las empresas que funden hierro.

Indico que si los que trabajan con fundición  están comprando las tapas de las tanquillas que se roban de las calles de la ciudad, tienen que sancionaros con cárcel o debería de existir una ley que les prohíba comprar eso. (AV)

large vertical