protestas

“No es posible que por exigir un derecho que asesinen, te cercenen la vida”, expresó Joel Zerpa, representante de la Federación de Centros de Estudiantes de la Universidad de los Andes (FCU-ULA), quién recordó las instancias internacionales que “deben tomar acciones contundentes”.

En este sentido, hizo un llamado a la sociedad civil y los estudiantes, ya que desde su perspectiva, los ciudadanos deben seguir exigiendo sus derechos  pese al panorama sociopolítico.

Asimismo, Zerpa reprochó que, tan sólo unos pocos días después de la visita de la Alta Comisionada de Derechos Humanos Michelle Bachelet,  se haya presentado un caso de violación como  el de Rufo Chacón, el adolescente de 16 años que perdió la vista de manera permanente tras recibir múltiples impactos de perdigones en la cara mientras que exigía  la venta de una bombona de gas doméstico. (LP)

large vertical