dolaresbilletes

Los venezolanos han partido a otros países con la esperanza de mejorar su calidad de vida y ayudar a sus familiares que intentan subsistir con un sueldo mínimo, sin embargo las remesas enviadas ya no alcanza como antes debido al alto costo de los productos y alimentos de necesidades básicas.

Felymar Silva nativa del estado Mérida que reside en Perú, trabaja de auxiliar de inicial en una escuela de 10 a 12 horas ganando menos de sueldo mínimo, afirma que le envía a su mamá de 25 a 30% de su sueldo cada 15 días, lo cual “no le alcanza mucho pero por lo menos le da tranquilidad de conseguir más cosas y pagar sus tarjetas de crédito”
“Ahora debo buscar la manera para enviar un poco más de dinero, porque lo que mandaba no alcanza para nada” expresa Wilmer Izarra quien trabaja de asistente administrativo en una empresa y envía cada 15 días dinero a sus familiares.
Quienes se encuentran fuera del país deben lidiar con sus gastos personales y algunos extras para mantenerse, a veces no les alcanza completamente y sin embargo no dejan de enviarles remesas a sus familiares que se encuentran en Venezuela. (Gabriela Gainza- RAG)