bolivasoberano

Tal como ha sido anunciado por el gobierno nacional, será aplicada una “nueva ofensiva económica para combatir las mafias” y para los comerciantes, esto se traduce en un flujo de controvertidas e improvisadas medidas que solo confunden por ser incoherentes, atropelladas y extrañas a la actividad económica productiva del país.


Así lo manifestó el presidente de la Cámara de Comercio e Industria del estado Mérida, Gustavo Valecillos Velandia quien añadió que el nuevo cono monetario, así como el censo automotor discriminatorio, la imposición de una extraña criptomoneda, el paralelismo en la cuantificación operacional contable y monetaria y el nuevo precio diferenciado de los combustibles, son muestras fehacientes de imprudencias por parte del ejecutivo nacional, razones suficientes para que productores, comerciantes, agentes económicos, prestadores de servicios, trabajadores y consumidores en general, estén escépticos y en un frustrante estado de desconcierto.


Nadie sabe hoy en día, quizás ni los voceros oficialistas, por qué, cómo, cuándo y para qué se aplicarán estos anuncios y medidas precipitados que impone el gobierno a su criterio y capricho, sin consultar con los sectores de los trabajadores y empresariales quienes ya han advertido su inoperancia e inefectividad, para recuperar la economía con la inflación más alta del mundo y los salarios más bajos de la región, Valecillos en nombre de los comerciantes e industriales agrupados en Cacoime, concluyó afirmando que: “así es imposible recuperar económicamente a Venezuela. Es urgente que regrese la justicia, la legalidad, la cordura y la lógica económica, acompañadas de la dignificación verdadera del trabajo”. Prensa Cacoime

publicidad 2