hijas

Lleno de esa sonrisa que siempre lo caracteriza y que transmite tantas buenas energías, Jesús Araque candidato al Consejo Legislativo del Estado Bolivariano de Mérida por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), atendió a nuestro llamado para responder preguntas que buscaban descubrir su lado humano y personal, ese que el diario accionar político no permite conocer, pero que existe y en su vida ha sido primordial y prioritario.

Su formación

Jesús tiene 31 años, nació el 5 de septiembre de 1986, desde bebé vivió con su abuela paterna quien le brindó la crianza y educación que lo convirtieron en el ser humano que hoy es. Estudió su primaria en la Escuela Básica El Educador, el primer año del ciclo básico en el Colegio Fe y Alegría y desde octavo hasta culminar el diversificado cursó estudios en el Liceo Andrés Eloi Blanco en la parroquia Jacinto Plaza. En esta institución educativa empezaron a germinar sus raíces de liderazgo, pues durante su paso allí, fungió como presidente del Centro de Estudiantes de forma ininterrumpida.

jesud

Desde su formación en bachillerato inició su gran lucha por las reivindicaciones estudiantiles. Su etapa universitaria la cumplió en la Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (UNEFANB), egresando como licenciado en Administración Mención Gestión Municipal. Mientras se formó en la etapa de educación superior perteneció a la Juventud del Movimiento V República, integró el Consejo Local de Planificación Pública del municipio Libertador, ha organizado e integrado consejos comunales, forma parte del congreso fundacional del PSUV, actualmente cumple funciones como concejal de la jurisdicción capital y ha trabajado incansablemente al servicio de los ciudadanos y de los más necesitados.

El amor por su familia

Aunque confesó que lo más difícil de su vida fue crecer sin su madre a su lado, Jesús Araque expresó que haber crecido con su abuela es lo más maravilloso que le ha pasado, pues junto a ella no le faltó nada, tuvo todo lo necesario para formarse, crecer, aprender a amar, perdonar y ese amor lo transmite a sus dos hijas, Jel Nohemy y Anthonella Jassiel, quienes marcaron su vida y hoy en día junto a su abuela son lo más importante.

abues

Actualmente Jesús vive en el sector Justo Briceño de la urbanización Carabobo en la parroquia Jacinto Plaza del municipio Libertador, está separado de la madre de sus hijas pero tiene una relación sentimental con Dubetsy Flores, con quien tiene planes a futuro y a la que le atribuye el apoyo incondicional y la ayuda que ha fortalecido su carácter y le ha permitido continuar adelante.

novia

El chef familiar

A pesar de que sus compromisos laborales enmarcados en el ámbito político ocupan gran parte de su día a día, Jesús siempre aparta espacios y el tiempo necesario para compartir con sus amigos y seres queridos, pues considera que deben ser la prioridad. Dentro de su entorno familiar está catalogado como el chef de la familia porque uno de sus hobbies es cocinar y siempre lo hace para compartir en sus ratos libres, “me encanta cocinar y cocino muy bueno” asintió entre risas.

Hace el bien sin mirar a quien

Sus valores cristianos y religiosos le hacen considerar que en su vida, Dios está por encima de todas las cosas, pues es un ser supremo y eterno al que le debe todo y por eso cada domingo también le dedica tiempo.

Para Jesús Araque su labor humana siempre ha prevalecido por encima de su trabajo político y por eso hace el bien y sirve a los más necesitados sin importar quienes sean o a qué partido político pertenezcan, el servicio social le apasiona y por ende desde joven ha tenido esa entrega y el compromiso de ayudar a quien lo necesite.

araquesfd

“Para mí es gratificante ayudar a quien necesita ayuda, poder conseguir medicamentos al enfermo, arreglar la casa a alguien que viva en una mala situación, entre otras acciones humanas, no importa si es chavista u opositor, si las condiciones de vida de esa persona no son las más adecuadas y yo puedo ayudarle, lo hago con todo el amor del mundo”.

Vivirá para servir

En este momento de su vida Jesús Araque considera que es feliz y por eso da gracias a Dios por todas las oportunidades y situaciones que ha tenido que vivir durante la trayectoria de las primeras tres décadas de su vida. Su plan a futuro es seguir formándose profesional y humanamente para continuar ayudando cada día más a las personas, “yo me entrego demasiado a ese deseo de servir y de ayudar a mi pueblo, por eso trabajaré para generar espacios en los que todos podamos ser beneficiados”.

aheyr

Araque hizo un llamado de unión a los venezolanos y los instó a buscar de Dios y a poner en práctica los valores de la solidaridad, amor, respeto y tolerancia. “Venezuela tiene gente muy valiosa del lado de la oposición y del lado de la revolución, yo los invito a que trabajemos juntos por el país”.

Lo que se propone

Ø Estar en la calle, trabajando, escuchando y resolviendo las necesidades del pueblo merideño; "solo así podemos conocer las distintas realidades sociales que afectan al colectivo"

Ø Trabajar con todas las comunidades y sectores productivos para potenciar los programas sociales y que éstos lleguen a todos por igual.

Ø Ser contralor de la gestión regional y municipal, para que los recursos sean invertidos con eficiencia y transparencia.

Ø Trabajar con verdaderas iniciativas legislativas que permitan mejorar el sistema público de salud, seguridad, educación, infraestructura, además de los servicios públicos que tanto reclaman los merideños.

Ø Potenciar de la mano con las comunidades organizadas los proyectos de producción y desarrollo

Ø Retomar las Jornadas de Gobierno de Calle, para que las comunidades expongan sus quejas, denuncias y soluciones. .

Jesús Araque reiteró la invitación a los merideños para que ejerzan su derecho al voto este domingo y voten arriba y a la izquierda//PJG IAARR

publicidad 2