1

charlyaponte04

Tal como estaba previsto, para este martes se instaló formalmente el nuevo periodo de sesiones del Concejo Municipal del municipio Tulio Febres Cordero, pero con una expectativa que a los concejales de la bancada de la Mesa de la Unidad Democrática los dejó en desventaja por culpa de la concejal Yeisbelys Moncayo quien integra esta cámara por el partido Voluntad Popular, situación que fue calificada  como “inaudita” por Charly Aponte (UNT), edil de dicha jurisdicción, señalando a la tolda naranja como los responsables de esta situación al no haber asentado un precedente cuando se conoció hace más de un año sobre las negociaciones de esta edil con integrantes del partido del gobierno.

Aponte expresó su malestar por la pérdida de este importante órgano legislativo, al no respetarse los acuerdos previamente establecidos y siendo reelecta esta ciudadana como presidenta del Concejo Municipal con los votos de los ediles del partido de gobierno, no sin antes haber presentado otra carta bajo la manga, por permitir que el curul de la vicepresidencia lo perdiera la oposición, ya que fue asumida por un homologo oficialista Juana Aponte (PSUV).

Recordó como hace más de un año Moncayo incumplió con varios acuerdos internos que elaboraron y firmaron los legisladores municipales por la MUD, “nuevamente violentó nuestros convenios colocándose al margen de la propuesta del factor democrático, ya que si ella hubiese respetado, en este caso que mi persona asumiera la presidencia y esta señora bajaría a ser la vicepresidenta, porque así lo refrendamos en un documento para la gobernabilidad de cada uno de los concejales el pasado 12 de diciembre del año 2013, a las 7 y 15 de la noche, casualmente en la casa de esta legisladora”.

Aseveró que es imperdonable que esta dirigente siga formando parte de las filas del partido Voluntad Popular, el cual forma parte de la Mesa de la Unidad Democrática, sin que este comportamiento tenga sanciones, igualmente se prestó para que el presupuesto participativo no se discutiera en las diferentes parroquias de Tulio Febres Cordero, igualmente le permite “vagabunderías” al alcalde como por ejemplo, no rendirle cuentas a los ciudadanos en un lugar público, y por el contrario lo dejó presentar un solo ejemplar de su memoria y cuenta a ella como presidenta, sin que fuese discutido en el pleno municipal como lo establece las ordenanzas.

“Todos estos actos de corrupción son cometidos en complicidad con la reelecta presidenta del Concejo Municipal, esta señora se ha aliado con el alcalde y demás miembros de la bancada del Psuv, para no exigirle al burgomaestre que culmine las obras inconclusas en el municipio, por el contrario ha utilizado la presidencia del concejo para complacer estas irregularidades” enfatizó el concejal Aponte, quien a su vez pidió la desincorporación de esta ciudadana como militante de VP de la MUD./NP

Gobernación de Mérida