estaciones

 

En el estado Mérida las graves fallas con el suministro de gasolina han deteriorado aún más la calidad de vida y la tranquilidad de los ciudadanos, quienes deben dormir dentro de los vehículos y en plena calle para permanecer en las filas e intentar surtir combustible, algunas veces el intento es fallido.

Herly Rojas hacía turno desde las 6:00 pm. de este martes, pasó la noche adentro de su vehículo. Este martes a las 1:35 p.m. aún esperaba para surtir combustible.

«Ees horrible hay que pasar aquí la noche, hay que traer hasta almohada ya contaron los carros y quedan los últimos 150», señaló. (Jade Delgado -CD)