lubindiaz

El activista de Voluntad Popular en Mérida, Lubin Díaz y el empresario Carlos Gómez, en representación de más de 10 clínicas de la entidad, se reunieron con la comisión designada en la Asamblea Nacional, para coordinar la ayuda humanitaria y les propusieron integrar al sector privado de la salud, para garantizar la eficacia en la atención y tratamiento de los pacientes a corto y largo plazo.



El activista de la tolda naranja, Lubin Díaz informó que la reunión resultó favorable, por lo que se espera que esta propuesta sea tomada en cuenta e integrada en los próximos días al plan de la ayuda humanitaria. Aseguró que si se crea una alianza entre los centros médicos de salud privada y las sociedades médicas a nivel nacional se optimizará la asistencia a los necesitados.

Por su parte, el Dr. Carlos Gómez explicó que “La situación de los hospitales públicos es muy precaria, lamentablemente no tienen capacidad para hacerle frente a la llegada de la ayuda humanitaria, motivo por el cual un grupo de representantes de clínicas del estado Mérida nos reunimos y decimos ponernos a la orden para atender las eventualidades. La intención es crear una dinámica de trabajo que permita articular esfuerzo desde la clínica privada”.

Gómez puso a la orden la infraestructura, experticia, sus médicos, estadística de pacientes y seguimiento de las patologías, de más de 10 clínicas de Mérida, para atender a las personas que en la primera etapa recibirán la ayuda humanitaria e indicó que se debe integrar al plan a toda las sociedades médicas a nivel nacional para garantizar que la asistencia llegue a quienes de verdad la necesitan y evitar que haya malversación de los donativos por parte de personas oficialistas que laboran como directores de varios hospitales públicos del país.

“Si hoy en día vas a un hospital no tienes como hacerte una radiografía, ecografía o resonancia y nosotros sí estamos en capacidad de hacerlo y es por eso que nos ponemos a la orden de la Asamblea Nacional y de todos los venezolanos. Desde las clínicas privadas se nos ha hecho difícil enfrentar la crisis y mantenernos en funcionamiento, la mayoría trabajamos con las uñas, pero aun así seguimos manteniendo un servicio mejor que el de los hospitales y tenemos toda la intención de colaborar. La idea es democratizar el uso de la ayuda humanitaria”, Indicó Gómez.

Finalmente informó que se reunirán con el diputado a la Asamblea Nacional y médico Winston Flores, para profundizar en la integración del sector privado de la salud y garantizar que esta propuesta que surgió del estado Mérida, se convierta en un plan nacional. (PVP)

publicidad 2