alcidesd

“Mientras como políticos seguimos buscándole una ineludible salida a la crisis nacional, se hace urgente que como gobernantes y además como cristianos busquemos mecanismos que permitan ayudar a nuestro pueblo en medio del hambre y las necesidades que se acrecientan con este clima de incertidumbre que se vive en Venezuela”.

Esta reflexión fue hecha por el alcalde de Mérida, Alcides Monsalve; quien aseveró que durante el mes de enero se incrementaron alarmantemente las solicitudes de ayuda sociales ante su despacho y la Gerencia de Desarrollo Social, como un indicador claro de la crisis social que vive el país.

Señala que es apremiante la realidad que viven las poblaciones más vulnerables como niños y ancianos, que han sido los más afectados por el desabastecimiento y el alto costo de la canasta básica como producto de la agobiante inestabilidad económica.  

“Hoy nos hacemos eco de la exigencia nacional de ayuda humanitaria. No pueden existir fronteras ni políticas de ninguna naturaleza que permitan el hambre y la miseria de un país”, recalcó el alcalde Alcides Monsalve.

Son cientos de actores de diferentes sectores los que tienen que demostrar que por encima de todo está el bienestar de los venezolanos y hacer posible que esta ayuda humanitaria llegue a quienes la necesitan a través de Cáritas de Venezuela o de instituciones que trasciendan el momento de conmutación que estamos viviendo.

A su juicio, todos los sectores del país, en general; están obligados a atender esta realidad social que a diario engrosa las estadísticas de muertes por causas vinculadas a la falta de alimento, medicinas y bienestar social.

Finalizó señalando que desde la Alcaldía de Mérida se hace un esfuerzo sobrehumano por tratar de atender las causas sociales que tocan a la puerta del municipio pero que resulta simplemente insuficiente ante una realidad macro que debe ser atendida de inmediato. (Prensa Alcaldía de Mérida)

publicidad 2