rectoradoula0707

Nosotros, Profesores, Estudiantes, Empleados y Obreros de la Universidad de Los Andes, entendiendo en toda su magnitud la crisis humanitaria que vive el país y con él la universidad venezolana, nos dirigimos a los venezolanos y a la comunidad internacional para fijar posición respecto a la  misma.

Nuestra universidad, cuna de pensadores, políticos, poetas, científicos y profesionales bien formados en las diversas áreas del saber, ha mantenido una lucha por los valores republicanos durante 233 años, sosteniendo en nuestra mano la bandera de las ideas, el pluralismo, el respeto, el mérito y la autonomía propia de todo universitario. HOY NO PODEMOS CALLAR.

Si bien la riqueza material y espiritual de la Nación depende en muy alto grado del conocimiento que se procura y se aprende en las universidades, en los campos de las ciencias, las humanidades y las  tecnologías, bajo un ambiente de libertad; el brutal régimen de dominación que controla el poder en Venezuela ha provocado la miseria de todos los miembros de la comunidad universitaria y el destierro de muchos de ellos, así como la ruina económica de las propias instituciones. Estas acciones intencionadas del régimen han imposibilitado que decenas de miles de jóvenes venezolanos, toda una generación, adquiriese el conocimiento fundamental y la educación profesional a los que tenían el más sagrado derecho y, ha impedido por todos los medios el desarrollo de la Nación.

Sumado a lo anterior, las familias venezolanas se encuentran fuertemente golpeadas por este régimen que impera en el país: venezolanos muriendo por hambre, falta de medicamentos, violencia y, gran cantidad de circunstancias propias a cada hogar que nos mantienen sometidos a un presente de dolor y miseria, y a un futuro incierto. 

Los sueldos de hambre que recibimos, las becas estudiantiles que no alcanzan ni para una botella de agua, las condiciones laborales cada vez peores por déficit presupuestario, la falta de materiales y equipos para realizar nuestros trabajos,  las condiciones de insalubridad en nuestros espacios, la inseguridad personal a la que estamos sometidos y a la que se someten las instalaciones, unido al drama humano en cada una de las comunidades donde habitamos, ponen en riesgo la existencia de la propia universidad.

Este modelo político ha hecho de nuestra Nación un país con más de 82% de pobreza, una tasa de inflación que se proyecta a 1.000.000% para finales de año, lo ha convertido en uno de los países más inseguros del mundo con innumerables casos de violaciones de derechos humanos, entre ellos persecución y tortura, atentando directamente contra la familia venezolana.

Por lo descrito alzamos nuestra voz como universitarios y enviamos un mensaje claro:

A los venezolanos: los universitarios estamos de pie, acompañando al resto del país en este anhelo de Libertad y EXIGIMOS LA SALIDA DE NICOLÁS MADURO Y SUS CÓMPLICES DEL PODER; estamos dispuestos a asumir junto a los demás sectores la reconstrucción de nuestra nación y nos mantenemos firmes en los valores que como república hemos defendido.

A los poderes públicos e instituciones: todo funcionario debe estar al servicio de los ciudadanos, ustedes poseen una altísima responsabilidad en la solución de esta grave crisis que cobra todos los días vidas de venezolanos y nadie está exento. El mandato expresado por los venezolanos el 16 de julio de 2017 está vigente y es urgente. El 20 de mayo del 2018 fue ratificado al dejar solo al régimen en su farsa electoral. Deben actuar y hacerlo YA.

A la comunidad internacional: Venezuela ha sido generosa y solidaria cuando otras naciones del mundo han vivido una crisis humanitaria como la que hoy atravesamos, necesitamos de su ayuda. Como miembros de la Organización de las Naciones Unidas, tienen la Responsabilidad de Proteger (R2P) a la población venezolana de la sistemática violación de los derechos humanos por parte del régimen dictatorial de Nicolás Maduro. En este momento los ojos de la historia están sobre sus países. Es su compromiso moral y deber ético. Sabemos que contamos con ustedes.

¡VENEZUELA NO ESTÁ SOLA! Los venezolanos estamos en pie de lucha y la comunidad internacional está con nosotros. Como universitarios asumimos nuestra responsabilidad ante el país y, junto a los demás sectores ratificamos: el único objetivo de esta lucha es la Libertad, FUERA MADURO Y SU RÉGIMEN DE TERROR. 

En Mérida a los 29 días del mes de agosto de 2018