frankfurt schalke19

El Frankfurt derrotó como visitante por la mínima de 1 – 0 al Schalke 04 en un polémico partido de semifinal de la copa alemana, y se clasifica como el rival del Bayern Múnich para la final de la competición germana a disputarse el 19 de mayo en el Olímpico de Berlín.

Un partido donde el equipo local, el Schalke 04, tuvo las principales oportunidades de anotar, pero el guardameta Hradecky se vistió de héroe al detener todos los intentos de gol en su arco, sin embargo, fue el Frankfurt quien marcó tras un golazo de ‘taco’ en el aire por parte de Luca Jovic tras un tiro de esquina en el minuto 75´, el serbio envió el balón hacia el lado izquierdo del arco de Fahrmann, estrellándose con el palo antes de entrar.

La polémica comenzó en el minuto 81, tras una entrada por parte de Gelson Fernández, quien solo tenía 20 segundo de haber ingresado al campo, hacia el jugador Goretzka del Schalke. El árbitro principal, Robert Hartmann, marcó la falta y le mostró la cartulina amarilla a Fernández, pero tras reclamo de los ‘mineros’ y ver a Goretzka en el piso tomándose el tobillo izquierdo donde fue golpeado, el principal decidió revisar el VAR, modelo de repetición recientemente utilizado en el fútbol.

Al examinar las pantallas, Hartmann sustituyó la amarrilla a Fernández por una roja directa, dejando al Frankfurt con 10 jugadores en el campo. Luego de la desventaja numérica, el Schalke 04 presionó a fondo para intentar empatar el partido mientras que las ‘Águilas’ se atrincheraron en su área para aguantar todas las arremetidas de los locales.

En el minuto 91 llegaría otra jugada polémica donde el principal Hartmann se vería involucrado. Tras una serie de ataques por parte del Schalke, se realizaron 3 tiros de esquina seguidos, en donde el mismo Farhmann, guardameta de los azules, subió hasta el área para intentar marcar, en el último corners, el portero Hradecky despeja con los puños el balón pero lo recibió el delantero de los ‘Mineros’, De Santo, dentro del área bajando la pelota con el pecho y rematando al arco para anotar, sin embargo, el árbitro anuló el que sería el gol del empate para marcar mano de De Santo, alegando que no recibió el balón con el pecho sino con el antebrazo.

Finalmente, luego de los seis minutos de reposición otorgados por el cuarto árbitro, el marcador final fue de 1 – 0 a favor del Frankfurt, quien se clasificó a la final contra el Bayern Múnich. Niko Kovac, entrenador del Frankfurt, enfrentará al Bayern Múnich en la final, siendo el Múnich el equipo que dirigirá Kovac oficialmente en la próxima temporada en la Bundesliga./Panorama