pekerman

 

El empate de Colombia de visitante ante Chile fue un bálsamo para el técnico José Pékerman y un estímulo para el grupo pensando en el duelo del venidero martes ante Argentina, por la cuarta jornada del premundial.

El equipo colombiano mostró solidez, sobre todo en la zona media y fue capaz de aguantar los embates del elenco austral, e incluso se permitió atacar y ser más protagonista en la etapa final del compromiso.

Se despejaron muchas dudas luego de la goleada que sufrió en la pasada fecha del premundial ante Uruguay (3-0).
El empate con sabor a victoria quedó empañado por tres malas noticias.

Las dos primeras: El volante de marca Carlos Sánchez y el lateral derecho Santiago Arias se perderán el compromiso contra Argentina, en Barranquilla, debido a que cumplirán sanción de un partido tras recibir tarjeta amarilla contra los chilenos.

La otra, la lesión del delantero Jackson Martínez. El Atlético de Madrid, dueño de su ficha confirmó este viernes que el espigado ariete llegado a España para esta temporada, informó en un comunicado que” sufrió un golpe en el tobillo izquierdo al cual se le hará seguimiento por parte del departamento médico”. Se especuló que sufre de un esguince.

Iba a ser sometido a una resonancia magnética para ver la gravedad de la lesión y eso determinará si puede jugar contra la albiceleste.

Martínez jugó hasta los 85 minutos en Chile cuando fue sustituido tras sufrir el golpe en el pie izquierdo. (Líder)