liverpool11

El Liverpool, vigente campeón, no falló y certificó su clasificación para los octavos de final de la Liga de Campeones como líder del grupo E, tras imponerse este martes por 0-2 en su visita al Salzburgo.

Salzburgo apostó por el vértigo, no rehuyó el duelo el Liverpool, que con su habitual intensidad, pudo inaugurar a los cuatro minutos de juego el tanteador con un remate del egipcio Mohamed Salah, que ganó la partida a su marcador tras un pase en largo del central croata Dejan Lovren.

El centro del campo no tardó en convertirse en un mero lugar de paso para las constantes acometidas de ambos equipos, que buscaron llegar una y otra vez al área en el menor tiempo posible. El hábitat en el que mejor se mueve el Liverpool y, sobre todo, el tridente que forman el egipcio Salah, el brasileño Roberto Firmino y el senegalés Sadio Mané.

No pudo hacer nada, Cican Stankovic por evitar el gol de Keita, que firmó a los 57 minutos el 0-1 al rematar de cabeza un centro de Mané, que no desaprovechó un espectacular pase del lateral Trent Alexander-Arnold de banda a banda para internarse en el área del Salzburgo.Casi sin ángulo y tras sortear al portero local, el egipcio, que se había encargado de propiciar el fallo del defensa camerunés Jerome Onguéné con una atosigante presión, estableció el 0-2 con un sutil remate con la derecha, su pierna menos buena./UR