leicester

Luego de la derrota el sábado 7 de diciembre del Manchester City en el derbi contra el United (2-1), y sobre todo gracias a su colosal triunfo (4-1) de este domingo 8-D ante el Aston Villa, el Leicester se afianzó en la segunda posición de la Premier League.

No hay quien pare a los 'Foxes': desde que cedieran ante el líder Liverpool (2-1) el pasado 5 de octubre, los entrenados por Brendan Rogers suman ocho victorias ligueras consecutivas.

Esa racha espectacular, que supone un nuevo récord en el club, ha llevado a los azules a ascender a la segunda posición de la tabla, donde acumulan 38 puntos, desde este domingo seis más que el Manchester City, el vigente campeón, y ocho menos que el líder Liverpool.

"Creo que los jugadores estuvieron increíbles, es un día histórico para el club y la actuación lo explica", dijo Rodgers al final del partido. "Realmente significa algo especial, pone al equipo en los libros de historia del Leicester City", añadió sobre la racha de ocho triunfos seguidos.

Rodgers, arquitecto de la resurrección del equipo tras llegar en febrero al banquillo, renovó esta semana hasta 2025.

A pesar del resultado, el Leicester se encontró con un rival que se lo puso difícil. Anwar el-Gahzi tuvo el 1-0 en el minuto 10, cuando remató al larguero, y luego pudo marcar también en el 24, pero su remate de cabeza se fue unos centímetros por encima de la portería.

El club de Birmingham pudo al menos irse con el honor de haber encontrado una grieta en la mejor defensa de Inglaterra, con solo 10 goles encajados y 7 partidos finalizados sin recibir tantos.

Vardy desencadenado

En Villa Park, los campeones de Inglaterra en la temporada 2015/2016 doblegaron a los locales con un contundente 4-1, marcando el delantero inglés Jamie Vardy el tanto inicial a los 21 minutos y el final en el 75'. El nigeriano Kelechi Iheanacho a los 41' y el norirlandés Jonny Evans en el 49' fueron los otros goleadores.

Vardy ha marcado en los últimos ocho encuentros en la Premier y comanda la tabla de goleadores liguera con 16 dianas.

El delantero de 32 años dio muestras de su punta de velocidad en las dos conversiones, regateando al arquero rival, Tom Heaton, en la primera y culminando su propio contrataque en la segunda.

El gol del honor del Aston Villa, que en la plaza 17 sigue coqueteando con el descenso con 15 puntos, los mismos que el Southampton, 18, fue obra del ídolo local, Jack Grealish en la fracción 45+2'.

Precisamente el Southampton no aprovechó la derrota de los de Birmingham al dejarse remontar este doming8-D a la misma hora por el Newcastle por 2-1. El gol del triunfo de las 'Urracas' fue obra del argentino Federico Fernández./AFP