hendricks kyle26

Nada está dicho en la división Central de la Liga Nacional y los Cachorros de Chicago aprovecharon una brillante actuación del abridor Kyle Hendricks para imponerse 6-2 a los Gigantes de San Francisco y producir -con su victoria 26 de la temporada- un triple empate en el segundo lugar del grupo liderado por Milwaukee.  

El diestro lanzó 7.0 innings de apenas dos hits y una carrera, que se produjo en el cuarto inning tras un cuadrangular al jardín izquierdo del venezolano Gorkys Hernández. Más allá de eso, Hendricks estuvo indescifrable, regaló apenas dos boletos y ponchó a siete para dejar su efectividad en 3.16 y su récord en 4-3.
La ofensiva de los Cachorros respaldó a su lanzador desde el primer inning cuando un sencillo de Anthony Rizzo impulsó la primera rayita del encuentro. La ventaja pudo haber sido mayor pero en esa misma acción Albert Almora Jr. fue puesto out en home.
No obstante, los bates de Chicago sentenciaron el juego en el séptimo con cuatro anotaciones producto de un doble del jardinero Ben Zobrist y un sencillo del antesalista Kris Bryant, ambos batazos impulsores de dos anotaciones. Un inning después, los oseznos sumaron una más con imparable de Addison Russell. Los Gigantes descontaron en el noveno con una rayita tras un largo batazo de Evan Longoria al jardín derecho. Pero se quedaron cortos y sumaron su tercera derrota consecutiva, complicando su ascenso en la división Oeste del viejo circuito, al quedar a dos juegos y medios de los líderes del grupo, los Rockies de Colorado.
Derek Holland (2-6)cargó con su sexta derrota del año al permitir cinco imparables y tres carreras, solo dos de ellas limpias, en labor de 6.0 innings. Otorgó un par de pasaportes y abanicó a seis para dejar efectividad de 4.73. Por su parte, Brandon Morrow se acreditó su undécimo rescate de la temporada al conseguir el último out de un noveno inning en el que el equipo recurrió a tres lanzadores. El diestro continúa imbateable y mantiene efectividad de 1.04 en 17.1 innings de labor.

Gorkys responde
 El jardinero venezolano, que terminó el encuentro de ayer de 4-2 con anotada e impulsada, no ha parado de producir para los Gigantes y llegó a siete juegos consecutivos despachando al menos un indiscutible.
 El sucrense (Güiria) batea para .350 con siete hits, un doble, un triple y par de jonrones en los últimos siete compromisos, en los que además ha impulsado tres anotaciones, sorprendiendo gratamente al manager Bruce Bochy. En lo que va de campaña tiene average de .296 con cinco cuadrangulares. /EU