williamsperez22

El beisbolista venezolano Williams Pérez, pitcher con experiencia en las Grandes Ligas, quedó libre y sin cargos penales tras entregarse a las autoridades por matar accidentalmente a un amigo con un arma de fuego, dijeron el pelotero y su defensa.

"Es un dolor que voy a cargar toda mi vida, porque perdí a un amigo, perdí a un hermano (...), y quiero aclarar que estoy libre de toda acusación", declaró Pérez durante una rueda de prensa, acompañado por su abogada, Sirley Barrios, quien mostró la sentencia a favor del jugador y la boleta de excarcelación.

El pasado 9 de febrero, en un comunicado difundido por la agencia de representación Sport Web Publicidad, el lanzador reconoció estar involucrado en la muerte de César Quintero, de 52 años, ocurrida un día antes en el estadio Bachiller Julio Hernández Molina de Acarigua (estado Portuguesa, oeste), su ciudad natal.

No hay medidas judiciales contra él, agregó Barrios, asegurando que los tribunales descartaron prohibirle la salida del país o imponerle un régimen de presentación periódica.

"La petición del propio Ministerio Público fue que no se privara de libertad a Williams, porque el delito no se cometió con dolo (...), y el juez tomó su decisión", expresó la jurista.

Según fuentes consultadas por la AFP, Pérez, de 26 años, visitó el parque de pelota durante una práctica informal.

El beisbolista, que llevaba un arma de fuego, iba a entregársela a Quintero para unirse al juego y ésta se disparó, hiriéndolo en el pecho.

Tras el incidente, se puso a la orden de agentes de la policía científica y estuvo detenido a la espera de audiencia.

El diestro jugó en las Grandes Ligas con los Bravos de Atlanta en las temporadas 2015 y 2016, con 34 presentaciones, 31 como abridor, récord de 9-9 y efectividad de 5.18.

Firmó con los Cachorros de Chicago en 2017, y ahora es agente libre.

Pérez disputó la recién culminada campaña 2017-2018 del béisbol profesional venezolano con Cardenales de Lara, finalistas ante los campeones Caribes de Anzoátegui./AFP