beisbolistasobrelacancha18

"Siempre tuve constancia. Logré demostrar lo que tengo y conseguir lo que quería", comentó el lanzador Miguel Román. El derecho fue el último de los 33 peloteros venezolanos que logró firmar con una divisa profesional -tanto de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP) como de la Major League Baseball (MLB)- luego de haber estado en el programa RBI Venezuela de Empresas Polar.

Ayer, en el Centro de Desarrollo Deportivo ubicado en San Joaquín, estado Carabobo, se dio inicio a la séptima temporada del evento, que le permitirá a 120 los peloteros, en edades comprendidas entre 15 y 18 años, seguir luchando para cumplir el sueño de llegar al beisbol profesional.

Román, quien firmó a los 18 años de edad, sabe que lograr el objetivo es difícil, pero no imposible.

"Solo les aconsejo que tengan constancia y que trabajen duro día a día. Eso les ayudará a superarse y a lograr lo que quieren", dijo Román, quien fue uno de los invitados para realizar el lanzamiento inaugural.

Aunque el programa permite a los atletas acercarse a sus metas, no todos lograran ir a la pelota profesional. Por eso, RBI busca no solo formar deportistas, sino ciudadanos integrales que puedan ser útiles al país en el futuro.

"Graduados o firmados es lo mismo para nosotros; porque un ciudadano integral puede ser un buen beisbolista, pero también debe formarse. No podemos desligarnos del estudio, porque a lo mejor puedes ser el mejor para firmar, pero otros pueden quedarse en el camino aunque jueguen un buen beisbol y deben seguir formándose", comentó María Eugenia Rodríguez, gerente del Centro de Desarrollo Deportivo Empresas Polar.

Los 120 atletas ya saltaron el primer peldaño: ser seleccionados entre más de 1.000 peloteros de todo el país para formar parte de RBI.

Pero el trabajo no termina allí. Ahora deben buscar un cupo para estar entre los 30 beisbolistas que irán al Show Case de MLB en julio. RU /EU