equipoespina

 

Decenas y decenas de niños y jóvenes pertenecientes al equipo Atlético San Juan, llevan más de cinco años esperando que las autoridades municipales o regionales los apoyen en la construcción de su propia cancha, ya que poseen un amplio terreno en esta población del municipio Sucre.   

Héctor Espina, entrenador y presidente del citado club, así como también de la Organización Deportiva Enlace Sport, habla un poco de su equipo.
“Nuestra escuela lleva por nombre Atlético San Juan, y tiene seis años de gestión deportiva, estamos participando en la Liga de Desarrollo  de Fútbol Menor de Campo Elías, dándole apoyo a la iniciativa de profesor William Uzcátegui, y porque en nuestro municipio no tenemos liga donde competir”.
Agrega Espina que en este torneo tienen equipos en tres categorías, sub-6, sub-8 y sub-10, “y con ello buscamos la participación protagónica de los niños, pero más que todo la diversión y la recreación, ya que en estas categorías la competitividad es crucial para ellos”.
Al preguntarle por la cancha en la que entrenan durante la semana, responde que “nos manejamos  en una cancha de usos múltiples, el Gimnasio  Cubierto de San Juan, pero también tenemos un terreno de cinco mil metros cuadrados, y llamamos a los entes competentes de nuestro municipio y del estado, para que se aboquen a apoyarnos en la construcción de nuestro propio estadio”.
En este particular nos dice el entrenador que “contamos con ese gran espacio físico, también tenemos el recurso humano con nuestros futbolistas y personal técnico, contamos con cierto apoyo en lo económico, ero no nos alcanza para cumplir nuestro sueño, que es tener una instalación propia para nuestro club y para el pueblo de San Juan”.
Desde que  consiguieron el terreno montaron el proyecto de convertirlo en estadio y han pasado seis años, sin que los entes responsables de darles apoyo lo hayan hecho, a pesar de las múltiples gestiones que han realizado.
“Manejamos la idea de tener una instalación propia para el pueblo de San Juan, para todos los amantes de este deporte y de esta iniciativa que nos llena, porque el fútbol es el deporte preferido de nuestros pequeños”.
A pesar de tener lo más difícil en cuanto a la construcción de un estadio se refiere, que es el terreno adecuado, no han recibido ninguna respuesta positiva de parte de las autoridades responsables, según comenta Héctor Espina.
“Desde que recibimos el terreno e hicimos unos movimientos de tierra, hasta ahora, han pasado seis años, pero lamentablemente no hemos conseguido respuesta de ningún ente y es preocupante la situación, pues no tenemos un espacio idóneo para desarrollarnos como escuela”. (RC)