estudiantes

Con motivo del 47 aniversario del primer juego oficial del cuadro estudiantil, el Consejo Legislativo del Estado Bolivariano de Mérida otorgó la orden Don Tulio Febres Cordero en su primera clase a Estudiantes de Mérida FC, en acto llevado a cabo en el salón de sesiones del CLEBM.

La actividad contó con la presencia del presidente rojiblanco, Christian Toni, acompañado del vicepresidente César Toni, director general Luis Rodríguez, director deportivo, Raúl Escobar, delegado Carlos Carvajal, gerente de marketing Yolmer Romero, el estratega argentino Martín Brignani, asistente técnico José Torrealba y preparador físico Douglas Pirela.
Igualmente, también asistieron al evento la plantilla de jugadores del primer equipo.

Por otra parte, la junta directiva académica aprovechó la oportunidad para homenajear algunas de sus leyendas que participaron en el primer juego oficial del cuadro estudiantil con la nueva “Distinción 1971”.

El primero en recibir el reconcomiendo fue el ex portero Rojiblanco Hugo Briceño campeón en 1971 y 1975 de Copa Venezuela y en 1980 de liga, también formó parte de la plantilla en las Copas Libertadores de 1977, 1978, 1981 y 1982.” Es una felicidad muy grande, después de 47 años encontrarme con Urdaneta, Rivas, Pereira y el hijo de mi gran amigo Scarpeccio, para mi es una gran satisfacción y les deseo el mayor de los éxitos a los muchachos que están en rumbo de conseguir la tercera estrella,” declaró, Briceño.

Asimismo, otro de los homenajeados fue el ex rojiblanco Miguel Ángel Rivas jugó como puntero izquierdo y estuvo en el equipo entre 1971 y 1979, fue campeón de Copa Venezuela en 1971-1975 y disputó 2 Copas Libertadores.” Gran iniciativa de la gerencia de Estudiantes, esto lo motiva a uno a seguir luchando por la institución,” expresó, Rivas.

El tercer condecorado fue Ángel Urdaneta, campeón de la Copa Venezuela de 1971, “Antes que todo darle un agradecimiento a la nueva junta directiva de Estudiantes de Mérida que se acordó de los jugadores fundadores del primer equipo, y le dejamos esa gran herencia a las nuevas generaciones,” manifestó, Urdaneta.

Igualmente, recibió un reconocimiento post mortem Juan José Scarpeccio considerado como el mejor futbolista de la historia de la institución rojiblanca, campeón en 1980 y en los 12 años que se desempeñó como académico quedaron marcados en el equipo del pueblo merideño convirtiéndose en unos de los máximos ídolos del equipo, el volante 10 siempre impresionó con su buen juego a la afición merideña.

También fue homenajeado Jorge Pereira quien formó parte de la primera junta directiva de 1971 y finalmente recibió un reconocimiento post mortem el Dr. Guillermo Soto Rosa fundador del Rojiblanco. (Departamento de Prensa Estudiantes de Mérida FC/ Oscar Madrid).