1

 

youtubeimagenes

Es un hecho que los videos ASMR (acrónimo anglosajón de respuesta sensorial meridiana autónoma), creados con la intención de fomentar la relajación del que los ve, están arrasando en internet. Ahora mismo, YouTube ofrece 10 millones de resultados en torno a este fenómeno. En estas grabaciones se puede ver, por ejemplo, a una mujer que susurra durante más de veinte minutos o a otra que tamborilea con los dedos sobre un micrófono.

“Los vídeos ASMR claramente responden a una necesidad poblacional de encontrar claves de gestión emocional, de ganar regulación ante situaciones estresantes o como puro desactivador de estados de ansiedad”, explica Patricia Gutiérrez Albaladejo, psicóloga general sanitaria del CEntro Tap, Tratamiento Avanzado Psicológico.

Sin embargo, advierte la psicóloga, “no tenemos datos que avalen si estos vídeos consiguen el objetivo que persiguen: ser una fuente de relajación y construcción de bienestar”. Aún no se ha comprobado su evidencia científica, por tanto, “no podríamos afirmar que son un factor de protección y de salud para aquellas personas que hacen uso de ellos”.

Lo que sí se sabe -porque está científicamente contrastado- es que “los sonidos, la música y las melodías nos ayudan a gestionar alteraciones emocionales“, señala Gutiérrez Albadalejo. “Cuando escuchamos sonidos melódicos estamos implicando varias de nuestras áreas cerebrales (sistema límbico, área prefrontal, núcleo caudado, etc.), y, por ello, este ejercicio de escucha tiene un alto impacto en nuestras respuestas fisiológicas, que están encaminadas a responder ante estímulos emocionales”. Además,  afecta positivamente a los procesos implicados con la memoria y el movimiento. (800 Noticias)